Fernández achaca a Macri la alta deuda y le acusa de no valorar la democracia

0
4
653808

ARGENTINA ELECCIONES

Buenos Aires, 6 sep (EFE).- El presidente de Argentina, Alberto Fernández, criticó este lunes el endeudamiento generado durante el Gobierno de su antecesor Mauricio Macri (2015-2019) y afirmó que lo ayudó a terminar su mandato en 2019, en un intercambio de reproches a menos de una semana de las elecciones primarias para los comicios legislativos de noviembre.

“En su esencia (de Macri) no está valorar la democracia, está claro, ni valorar la institucionalidad”, dijo Fernández en declaraciones a radio El Destape, apenas unas horas después de que Macri declarara, al canal TN, que Fernández “ha destruido el valor de la palabra presidencial” y que es “un mentiroso serial”.

El expresidente también había afirmado que el kirchnerismo -facción del oficialismo liderada por la vicepresidenta y exmandataria Cristina Fernández- “inventa relatos de la deuda y la herencia, que son mentira”, y deseó haber tenido en 2015 la herencia que Fernández recibió de su Gobierno en 2019.

Al respecto, el actual jefe de Estado contó que ayudó a Macri a terminar su mandato: “Lo ayudamos a que salga, a que llegue al 10 de diciembre (de 2019)” y “que toda transición sea respetando las normas”.

“SENTIDO DE LA RESPONSABILIDAD”

El mandatario contó que Macri le pidió que lo ayudara en la transición entre las elecciones primarias y las generales presidenciales de 2019 “a calmar la economía porque se le había ido totalmente de las manos” y que al instaurar el cepo el expresidente le pidió que lo ayudara a “parar el drenaje del dólar”.

Fernández indicó que en su coalición “primó el sentido de responsabilidad” porque tuvo que optar entre “dejarlo en evidencia frente a la sociedad del desastre que habían hecho” o “poner un poco de orden en la economía porque los que sufren son los argentinos”.

PRIMERAS ELECCIONES CON FERNÁNDEZ COMO PRESIDENTE

Fernández, quien comenzó su mandato en diciembre de 2019, pone a prueba en las primarias del 12 de septiembre la aprobación de su gestión, signada por la pandemia de covid-19 y la crisis económica, como parte de la coalición oficialista Frente de Todos, que se enfrenta principalmente a la coalición Juntos por el Cambio, a la que pertenece Macri.

El oficialismo está, en gran medida, concentrando su campaña en criticar la administración de Macri y la herencia económica recibida y entre ambos bandos han estado mostrando números sobre qué Gobierno -desde los de Néstor Kirchner (2003-2007) y Cristina Fernández (2007-2015) hasta el actual- ha endeudado más al país.

DOS MODELOS DE PAÍS

Fernández pidió el voto de la gente explicando las diferencias entre los dos modelos de país que ofrecen ambas coaliciones y que “la diferencia central” es que su Gobierno pone la atención en “el trabajo y en la producción”, en tanto defendió el cupo a las exportaciones de carne para frenar los aumentos de precios.

El jefe de Estado recordó que ante un problema de déficit fiscal en pesos, el Gobierno de Macri tomó deuda a 100 años en dólares y que le pidió al Fondo Monetario Internacional (FMI) “una suma sideral” obligando a la Argentina a pagar un nivel de sobretasas que es tres veces la que cobra el FMI.

El mandatario señaló que entre agosto y octubre de 2019, entre las elecciones primarias y las presidenciales, en el Gobierno de Macri “dejaron escapar” 23.000 millones de dólares y que fue en ese momento que Macri lo llamó para contarle que iba “a poner el cepo (cambiario)”, que son las restricciones a los particulares para acceder al mercado cambiario.

En la entrevista de este domingo, Macri había defendido el crédito que recibió su gestión del FMI: “El Fondo vino y no se fugó la plata, que es otra mentira, fue para el repago de las deudas que iban venciendo”.