Felipe VI elogia la apuesta del periodismo iberoamericano por la verdad

0
12
553515

PREMIOS REY DE ESPAÑA

Madrid, 9 de jun (EFE) .- El compromiso con la verdad del periodismo iberoamericano , por encima de presiones, persecuciones y bulos, fue reconocido este miércoles en la entrega de los Premios Internacionales de Periodismo Rey de España, que en su XXXVIII edición premió el trabajo de informadores y medios de siete países, con temas relacionados con movimientos sociales en América Latina, la inmigración, los derechos humanos o la igualdad.

“Los periodistas son más necesarios que nunca” como herramienta para combatir las noticias falsas y la saturación informativa y por su papel de “servicio público” para que la sociedad disponga de información fiable y rigurosa, dijo el rey de España, Felipe VI, en su discurso posterior a la entrega de los galardones que como cada año se llevó a cabo en la Casa de América de Madrid.

El monarca español valoró los trabajos ganadores, en español y en portugués, que son “orgullo de buen periodismo” y que “contribuyen a valorar y respetar a los ciudadanos, a darles mayor visibilidad y a cuidar de las democracias”.

En un contexto marcado por la inmediatez que han propiciado las nuevas tecnologías y las redes sociales, Felipe VI subrayó que “la reputación periodística y el prestigio de la profesión dependen de la calidad de la información”.

“En un entorno, por una parte, de saturación informativa y, por otra, de desinformación, los periodistas son más necesarios que nunca. La verificación de datos es un pilar fundamental en la construcción de certezas o en la orientación dentro de la incertidumbre”, añadió.

Felipe VI presagió que la pandemia va a marcar el futuro de muchas profesiones, entre ellas, la periodística, pero incidió que también ha demostrado que “la naturaleza de los medios de comunicación nace para el servicio ciudadano”.

La variedad de asuntos sociales abordados por los trabajos galardonados este año, de informadores de España, Colombia, Cuba, Chile, Guatemala, México y Portugal, ponen de relieve que “el periodismo está vivo” al “crear conciencia, denunciar, contribuir a la educación de las sociedades y a velar por los valores de la democracia, los derechos humanos y la igualdad de las mujeres”, dijo.

DERECHOS HUMANOS, IGUALDAD, Y DENUNCIA, ENTRE LOS TEMAS PREMIADOS

Antes de su discurso, Felipe VI entregó el Premio Digital de Periodismo a la chilena Tania Soledad Opazo, en representación de su equipo, por “Los vídeos del estallido social”, un trabajo que tiene como fondo las protestas sociales que tuvieron lugar en el país sudamericano.

En la categoría Cultural y de Desarrollo Social, la mexicana Inger Díaz Barriga recibió el galardón por “Calladitas nunca más”, un grito feminista que fue emitido por la cadena Univisión Noticias.

Jhon Torres Martínez recogió el Premio Iberoamericano de Periodismo por “Migrantes: resistir en medio de la pandemia”, un reportaje publicado por el diario colombiano El Tiempo, reflejo de la diáspora venezolana.

También un colombiano, el fotógrafo colombiano Carlos Alberto Emilio Velásquez Piedrahita recibió de manos de Felipe VI el Premio de Fotografía gracias a la imagen “El último abrazo”, mientras que su compatriota Juan David Cardozo recogió el de Radio por su trabajo “Cliver Alcalá: El general (r) venezolano que confesó su plan para asesinar a Nicolás Maduro”, una entrevista en vivo en W Radio Colombia.

Subieron al escenario además la periodista portuguesa Catarina Isabel Canelas Gonçalves, Premio Especial Ibroamericano de Periodismo Ambiental y Desarrollo sostenible, por un reportaje sobre el impacto del plástico en nuestras vidas, y la cubana Nayare Menoyo, Premio Internacional de Periodismo Rey de España de Televisión, gracias a una producción sobre el escritor cubano Leonardo Padura.

José Rubén Zamora, fundador de “El Periódico de Guatemala”, recibió el Premio al Medio de Comunicación Destacado de Iberoamérica, y el periodista español Pedro Simón, del diario El Mundo, el galardón en la categoría de Prensa por su información titulada “Hugo, historia de un corazón”.

El rey de España entregó también el Premio Don Quijote de Periodismo al cubano Carlos Manuel Álvarez Rodríguez por el artículo “Tres niñas cubanas”, publicado en la revista El Estornudo. El premio lo recogió su compañera en este medio, Mónica Baró.

En la apertura del acto, la presidenta de la Agencia EFE, Gabriela Cañas, anunció que en la próxima edición los Premios Rey de España de Periodismo se renovarán y reducirán el número de galardones, de diez a seis, para favorecer nuevas áreas como la de Desarrollo Social, la Medioambiental o la cultural, y estarán destinados a los trabajos que destaquen por su contenido, más allá del formato en el que se realicen.

Cañas resaltó además “el periodismo de excelencia que se desarrolla en la comunidad iberoamericana”, que se refleja en los trabajos premiados.

También recordó a los dos periodistas españoles asesinados por el terrorismo yihadista hace apenas tres meses en Burkina Faso, David Beriain y Roberto Fraile, “que nos enseñaron en vida las virtudes del periodismo más atrevido”.

A la entrega de los galardones asistieron destacadas personalidades, entre ellas miembros del Gobierno español como la vicepresidenta Primera, Carmen Calvo, y de la cooperación española, embajadores, periodistas y personalidades del ámbito iberoamericano, como la secretaria general iberoamericana, Rebeca Grynspan.

Los premios se celebraron por segundo año con medidas sanitarias y de seguridad especiales por la covid-19, de acuerdo al protocolo de prevención, entre ellas una reducción del aforo de 120 a 80 personas para mantener la distancia de seguridad establecida y la reducción del tiempo de la ceremonia a una hora.

Como es habitual en estos tiempos, la ceremonia se transmitió también “on line” y en directo por el canal de youtube de EFE.

553515553515