Charlotte, NC.- ¿Cuántos de nosotros no hemos soñado alguna vez con regresar a tiempos  pasados?  Este deseo se hace realidad cuando visitamos la ciudad de Old Salem.

Ubicada en Winston Salem, la importante ciudad de Carolina del Norte conocida como ‘La Ciudad de Las Artes’, Salem fue fundada en 1766 por los Moravianos, un grupo de cristianos protestantes originarios de lo que hoy es la República Checa.

Al llegar a los Estados Unidos, los Moravianos habían establecido su primera colonia en Bethlehem, Pensilvania, antes de iniciar un poblado en la tierra que llamaron ‘Wachovia’; cien mil acres de extensión que compraron en lo que hoy es el condado de Forsyth, Carolina del Norte. Salem fue entonces la ciudad sede administrativa, espiritual, laboral y profesional de los Moravianos, rodeada por cinco congregaciones.

Los residentes de Salem han respetado la arquitectura original. El Centro Histórico está tal y como sus primeros ocupantes lo habitaron a finales del siglo XVIII.

Caminar por sus hermosas calles es transportarse al pasado. Y lo más hermoso es que todo es real, nada es de plástico, cartón o fibra de vidrio. No es que han construido una pequeña ciudad para nuestro entretenimiento. Visitamos una ciudad de verdad, que respira, que vive, que transmite todo su pasado y nos envuelve en un delicado aroma de ensueño. 

Salem también fue conocida como una ciudad de artesanos, ya que la ciudad debía producir todos los bienes necesarios para la supervivencia de la comunidad moraviana. Herramientas, cerámica, muebles, metales y comida, todo debía de producirse en Salem. Hoy, conservando la tradición, hombres y mujeres artesanos, vistiendo ropa de época, recrean la vida en aquella era y producen bienes y utensilios utilizando técnicas y herramientas de los siglos XVIII y XIX.

Profesores, taberneros, herreros, cocineras, costureras, panaderos, todos en Salem desempeñan un rol muy importante. Lo bueno es que como visitantes no nos limitamos a mirar, sino que podemos conversar con ellos, participar en actividades como un complicado pero hermoso corte de papel llamado ‘scherenschnitte’, modelar vajilla con arcilla, coser, escribir con tinta y pluma, cocinar con fuego abierto, pintar y mucho mas.

Tras llegar al Centro de Visitantes de Salem podrá visitar una veintena de edificios entre los que destacan la antigua taberna, la Iglesia, escuela de jóvenes, la universidad de mujeres, la primera estación de bomberos de Carolina del Norte, la tienda de armas, jardines, residencias privadas,  la tienda del zapatero, el puente de la herencia, la panadería y más.

En la Iglesia puede apreciarse un hermoso órgano de tubos alimentado por aire proveniente de antiguos fuelles, instrumento que fuera construido por David Tannenberg en 1798 y restaurado por completo en 2004.

También existe un  museo denominado MESDA, por las siglas de Museum of Early Southern Decorative Arts, que ofrece un tour guiado de 50 minutos de duración a través del arte decorativo sureño.

En Old Salem puede visitar muchos lugares gratuitamente. Sin embargo, varios solicitan un derecho de ingreso pagado que puede adquirir en la oficina de visitantes. Dependiendo qué lugares desee visitar, la admisión varía de $10 a $18 dólares. Pero, dejemos en claro que usted y su familia pueden pasear por la ciudad, visitar algunos edificios y comprar en las tiendas sin pagar ninguna entrada.

¿Cómo llegar a este lugar donde el tiempo se ha detenido?  La manera más sencilla es acceder a la I-85, tomar la salida 87 (Autopista 52) con dirección Lexington-Winston Salem. Luego, ya en la Hwy 52, tome la salida 108C  hacia Stadium Drive y siga los letreros marrones que lo dirigirán directamente hacia Old Salem.

Para horarios y mayor información visite www.oldsalem.org

SHARE

Leave a Reply