Familias buscan a desaparecidos en fosa clandestina con 174 cráneos en México

0
166
Fotografía cedida por la Fiscalía General del Estado de Veracruz, que muestra prendas de vestir encontradas en una fosa con por lo menos 166 cráneos, todos ellos con una antigüedad de 2 años de su muerte. Una nueva fosa clandestina con al menos 166 cráneos y otros restos humanos fue localizada en el violento estado mexicano de Veracruz, informó hoy el fiscal estatal, Jorge Winckler. El funcionario dijo a la prensa que hace un mes se iniciaron trabajos de revisión en una fosa de 300 metros cuadrados. EFE/FGEV

Veracruz (México), 10 sep.- Decenas de familiares de desaparecidos en el estado mexicano de Veracruz acudieron en las últimas horas a centros forenses para identificar si sus seres queridos se encuentran entre los restos de 174 personas hallados en una fosa clandestina.

Desde el jueves pasado, cuando la Fiscalía estatal dio a conocer el hallazgo de la segunda fosa clandestina más grande de esta región del este de México, el número de cráneos encontrados pasó de 166 a 174, según un informe oficial de la propia dependencia.

La nueva fosa se ubica en la comunidad de Arbolillo del puerto de Alvarado, en el Golfo de México, donde además de los cráneos fueron encontradas 144 credenciales de elector y más de 200 prendas de vestir, entre ellas de bebés y menores de edad.

Como parte de las tareas para poder identificar a las víctimas, la Fiscalía llamó a las integrantes de colectivos de familiares de búsqueda a hacer presencia en la Dirección de Servicios Periciales, donde en un video se les muestran las prendas de vestir.

En las últimas 48 horas, al menos cien familiares de personas reportadas como desaparecidas han acudido para tratar de ubicar prendas de vestir, sin embargo ninguna de las víctimas ha sido identificada.

“Había ropita de bebé, había mamelucos de bebé y ropita y trajecitos de tianguis (mercados) de esos que valen 25 a 30 pesos (unos 1,3 a 1,6 dólares)”, describió a Efe Elvira Gómez López.

La mujer, que lucha por encontrar a sus hijos Rodrigo y Juan de Dios Gómez, perdidos en 2013, lamentó el nivel de “maldad” que se rige en Veracruz para poder asesinar a “criaturas inocentes”.

“Mis hijos tenían 17 y 19 años. Entonces si se llevaron a un bebé de cuatro a cinco meses y se llevaron niños de cuatro a cinco años no me imagino yo lo que le pudo suceder yo a mis hijos, no me lo imagino”, agregó.

Esta fosa es la segunda más grande del estado, pues hace dos años los colectivos localizaron una en el predio Colinas de Santa Fe en el puerto de Veracruz, donde suman 295 cuerpos desenterrados. EFEUSA

SHARE

Leave a Reply