Familiares: “No puede haber elecciones en Nicaragua con presos políticos”

0
8
594372

NICARAGUA ELECCIONES

Managua, 14 jul (EFE).- Los familiares de los denominados “presos políticos” en Nicaragua expresaron este miércoles su rechazo a las elecciones generales convocadas para el 7 de noviembre próximo, en las que el presidente Daniel Ortega buscará una nueva reelección.

“No pueden haber elecciones con presos políticos”, dijo Cristhián Tinoco, hija de Víctor Hugo Tinoco, que fue vicecanciller durante el primer Gobierno sandinista (1979-1990) y que fue arrestado hace 31 días en medio de una ola de aprehensiones contra líderes políticos opositores, entre ellos seis aspirantes a la Presidencia.

Durante una conferencia telemática con una representación de familiares de 134 opositores detenidos desde el 2018, Tinoco explicó que sí creen en las elecciones, en la vía cívica y en la protesta pacífica. “Pero también creemos que en el contexto actual, con los presos políticos, no se pueden dar elecciones”, agregaron.

“No hay un contexto en Nicaragua para elecciones, solo si la presión internacional lograra liberar a los presos políticos y las autoridades aceptaran observadores internacionales, apoyamos las elecciones”, señaló.

Tinoco criticó a la opositora Alianza Ciudadanos por la Libertad (CxL) por querer participar en las elecciones, pese a que la Policía Nacional ha arrestado a dos de sus precandidatos presidenciales, a un fundador del partido, a un dirigente empresarial y a dos líderes estudiantiles que son sus aliados.

En el marco del proceso electoral, las autoridades nicaragüenses han arrestado a los aspirantes presidenciales opositores Cristiana Chamorro, Arturo Cruz, Félix Maradiaga, Juan Sebastián Chamorro, Miguel Mora y Medardo Mairena, entre otros líderes contrarios a Ortega, que están siendo investigados por supuesta traición a la patria.

NO AVALARÁN “CIRCO ELECTORAL”

Para Rodrigo Navarrete, familiar de otro “preso político”, el “régimen ha cerrado todas las puertas” para ir a unas elecciones.

Además, sostuvo que “no hay condiciones para elecciones”, no solo por los arrestos de aspirantes presenciales o la cancelación de la personalidad jurídica a dos partidos opositores, sino porque no se han dado unas reformas electorales integrales que garanticen un proceso libre, justo, creíble y transparente.

“Aunque solo la ola de arresto contra líderes opositores es suficiente para decir que estas elecciones no son creíbles, verdaderas, ni transparentes”, argumentó Navarrete, que adelantó que los familiares de los detenidos no avalarán el “circo electoral”.

“¿Vamos a ir a unas elecciones en la que el presidente (Ortega) decide que es más fácil poner en la cárcel a sus opositores que enfrentarlos en las urnas?”, preguntó.

Para Navarrete, “el régimen está dispuesto a todo para impedir unas elecciones justas y creíbles”, por lo que instó a la Alianza CxL dejar el “cinismo”, la “falacia” y recapacitar sobre su posible participación electoral que, a su juicio, solo serviría para legitimar “a este régimen”.

“¿Es más importante un escaño en la Asamblea Nacional que la libertad de los presos políticos y la Nicaragua entera?”, inquirió.

Las detenciones de líderes opositores se producen de cara a los comicios generales del 7 de noviembre en los que Ortega, un exguerrillero sandinista que retornó al poder en 2007 y que desde 2017 gobierna junto a su esposa, la vicepresidenta Rosario Murillo, buscará la reelección por cinco años más.

El mandatario, próximo a cumplir 76 años y que coordinó una Junta de Gobierno de 1979 a 1984 y presidió por primera vez el país entre 1985 y 1990, ha acusado a los líderes opositores de intentar derrocarlo con el apoyo de los Estados Unidos y los ha tildado de “criminales”.