Familiares de periodista asesinado hace 30 años en Paraguay piden justicia

0
10
500422

PARAGUAY PRENSA

Asunción, 26 abr (EFE).- Familiares del periodista Santiago Leguizamón, asesinado hace hoy 30 años, instaron este lunes al fin de la impunidad de la causa, en manos de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CorteIDH), y con ello garantizar además un marco de seguridad para los comunicadores del país suramericano.

“Hoy sigue siendo en Paraguay fácil matar a un periodista y que la causa continúe en la impunidad. Queremos con la causa de Santiago, que con su trabajo, su vida y su muerte tenga el significado de protección a los periodistas y al desarrollo libre de la libertad de expresión”, dijo su hijo, Dante Leguizamón.

La familia conmemoró en un encuentro virtual los 30 años del asesinato de Leguizamón, coincidiendo con el Día del Periodista Paraguayo, por sicarios de narcotraficantes en Pedro Juan Caballero (este), una causa remitida el pasado año a la CorteIDH por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

La CIDH sentenció que el Estado tenía responsabilidad en el caso al no actuar de conformidad con su deber de prevención y protección y no garantizar el derecho a la libertad de expresión de la víctima.

Al respecto, su hijo informó que familiares y personas allegadas a su padre presentarán “en pocos días un documento importante para motivar la audiencia pública” y buscar “de alguna manera que la Corte dictamine en el mismo sentido” que la CIDH.

En su informe, la CIDH responsabiliza a Paraguay de la violación de los artículos 4 (derecho a la vida), 5 (prohibición de la tortura y malos tratos), 13 (derecho a la libertad de expresión), 8 (derecho a la Justicia) y 25 (Protección Judicial).

La CIDH emitió tres grupos de recomendaciones para el Estado paraguayo, relacionadas con la investigación del caso, la adopción de políticas públicas de protección a periodistas y la reparación integral a la familia de Leguizamón.

UN PERIODISTA SÍMBOLO

El periodista era conocido por sus reportajes sobre corrupción, contrabando, narcotráfico, lavado de dinero en la frontera con Brasil y había recibido amenazas de muerte.

Sus denuncias incluían supuestas conexiones entre grupos criminales de la Triple Frontera con el Gobierno de Andrés Rodríguez, primer presidente en democracia tras derrocar en un golpe militar a su consuegro, el dictador Alfredo Stroessner (1954-1989).

Su hijo explicó que la causa de su padre no solo busca una reparación integral, de memoria, disculpa y “reconocimiento de las autoridades por no haber investigado el caso de Santiago”, sino el fin de la impunidad de otra veintena de periodistas asesinados tras la dictadura de Stroessner.

“Hablamos de procesos de fortalecimiento para la investigación de casos de periodistas asesinados y amenazados para truncar el ejercicio de la libertad de expresión”.

Leguizamón, actual presidente del Mecanismo Nacional de Prevención de la Tortura, agregó que la causa de su padre “también busca efectivos mecanismos de protección de periodistas para que estos puedan desarrollar su profesión libre de injerencias y sin que su vida esté en peligro”.

“30 AÑOS DE LUCHA CONTRA LA IMPUNIDAD”

En ese sentido, resumió la causa como “30 años de lucha contra la impunidad”, desde que en 2007 fuera presentada una denuncia formal por la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) ante la CIDH en su sede en Washington, D.C., el 19 de enero de 2007.

La denuncia fue el resultado de una investigación del periodista argentino Jorge Elías, de la Unidad de Respuesta Rápida de la SIP.

El acto virtual conmemorativo, que estuvo precedido de una ofrenda floral en la estatua de Leguizamón, en Asunción, fue organizado por la coordinadora de Derechos Humanos del Paraguay (Codehupy).

Su secretario ejecutivo, Oscar Ayala, resaltó al hilo del aniversario la necesidad de que Paraguay “ponga en valor la libertad de expresión como un derecho básico en democracia” abogando por el fin de la impunidad en ese caso y en los otros veinte periodistas asesinados.

“Lastimosamente, tres décadas después de uno de los crímenes de mayor impacto social que ha vivido nuestro país y en particular el gremio de periodistas, sigue en la impunidad”.

500422500422