Familia de afroamericano muerto por policía en Miami-Dade anuncia demanda

0
5
308002

POLICÍA

Miami, 15 oct (EFE News).- La familia de un afroamericano que murió en 2015 por disparos de un policía blanco en Homestead (sur de Florida) anunció que planteará batalla ante la justicia en contra del informe de la Fiscalía del condado de Miami-Dade que determinó que el agente actuó conforme a la ley.

“Vamos a seguir peleando para que se haga justicia, porque la vida de mi hermano importa”, dijo Crystal Foster, hermana del fallecido, Edward Foster, de 32 años y padre de seis hijos, al canal local 7.

Con esas palabras Foster encuadró la demanda de su familia en el movimiento Black Lives Matter, promotor de las manifestaciones contra el racismo y la violencia policial que han sacudido EE.UU desde que el 25 de mayo el afroamericano George Floyd murió después de que un policía blanco le pusiera la rodilla sobre el cuello durante varios minutos.

El abogado de la familia, Michael Pizzi, agregó que el oficial de policía Anthony Green disparó desde dentro el auto patrulla a un hombre que “no estaba cometiendo delito alguno y no amenazaba a nadie”.

La hermana dijo que Foster, en libertad condicional cuando sucedieron los hechos, estaba obedeciendo las órdenes de Green cuando éste le hizo “varios disparos por la espalda”.

El oficial Green, que no será juzgado por ahora en virtud del informe con el que el caso quedó cerrado, alegó que no le quedó mas remedio que disparar porque Foster le apuntó con un arma de fuego, argumento que la Fiscalía dio por bueno.

En el lugar de los hechos, al que Green acudió debido a una llamada avisando de que había un hombre armado, se encontró una pistola calibre 9 milímetros, de acuerdo con el informe.

El informe de la oficina de la fiscal estatal de Miami-Dade, Katherine Fernández Rundle, que fue reelegida en agosto, señala que es razonable pensar que el policía temió por su vida y declaró “legal” la muerte del joven, según medios locales.

También indicó que no hubo testigos “a pesar de que haya gente que diga haberlo sido”, algo que contradice una investigación privada realizada por cuenta de la familia de Foster, que entregó los resultados a la policía.

La hermana de Foster manifestó que está indignada con la conclusión del informe pero no sorprendida y el abogado aseveró que se trató de “un total aborto judicial” pues la muerte de Foster fue un “homicidio” y el policía debería haber sido acusado.

Pizzi aseguro que este no es el final de la pelea y que van a plantear una demanda con vistas a que se celebre un juicio civil.

Leave a Reply