Fallo judicial en Florida respalda norma contra obligatoriedad de tapabocas

0
7
659356

CORONAVIRUS

Miami, 10 sep (EFE News).- La guerra judicial que libran el gobernador de Florida, Ron DeSantis, y los contrarios a una norma que prohíbe a los distritos escolares del estado obligar al uso de mascarillas en las escuelas públicas para prevenir la covid-19 entró este viernes en una nueva fase con un pronunciamiento favorable al mandatario.

La Corte de Apelaciones del Primer Distrito de Florida estableció que, mientras no haya un fallo definitivo en este litigio, el estado puede exigir a los 67 distritos escolares que acaten la polémica norma sobre el uso de mascarillas, contenida en la llamada Regla de Emergencia.

Es decir, que los distritos no pueden exigir que los alumnos lleven tapabocas en las escuelas, pues, según la norma, esa decisión corresponde solo a los padres de los menores.

Eso es exactamente lo que había pedido el gobierno del republicano DeSantis para anular un fallo del juez John Cooper contrario a que la norma permaneciese vigente mientras el proceso judicial siguiera abierto.

En palabras de una portavoz del gobernador, Christina Pushaw, que escribió un mensaje de Twitter sobre el tema, la decisión tomada hoy por la corte significa que “la norma que requiere que TODOS (en mayúscula) los distritos escolares de Florida protejan el derecho de los padres a decidir sobre el uso de mascarillas por parte de sus hijos VUELVE a tener efecto”.

La parte contraria ya anunció, por medio de sus abogados, que seguirán peleando para que sean las autoridades escolares las que decidan qué medidas preventivas contra la covid-19 aplican y opinó que con el fallo de la Corte de Apelaciones del Distrito Primero alumnos, maestros y padres quedan a merced del virus.

Según escribió el abogado Charles R. Gallagher en Twitter, el siguiente paso va a ser recurrir a la Corte Suprema de Florida.

En agosto pasado, en medio de un virulento aumento de la incidencia de la covid-19 en Florida y al iniciarse el nuevo curso, varios distritos escolares, incluyendo los más grandes, desafiaron la norma e implantaron el uso obligatorio de las mascarillas en las escuelas.

A la vez padres de alumnos y organizaciones civiles demandaron en los tribunales al estado con el fin de invalidar la norma, que está sustentada en una orden ejecutiva de DeSantis.

El Gobierno de DeSantis amenazó con la retirada de recursos a los distritos rebeldes y contraatacó en la justicia a los demandantes.

En una de las la demandas presentada, se alega que el Departamento de Salud de Florida se excedió en sus atribuciones con la prohibición de exigir mascarillas en las escuelas públicas, algo con lo que concordó uno de los jueces de esta batalla judicial.

Desde el principio de la pandemia en marzo de 2020, el gobernador se ha opuesto al uso obligatorio de las mascarillas y al cierre de la economía en lo que ha definido como el “estado de la libertad”.

Sin embargo, sus posturas ultraconservadoras contra los pasaportes de vacunación y la obligación de llevar mascarillas en las escuelas públicas están haciendo mella en su popularidad, junto con la explosión de casos, muertes y hospitalizaciones por covod-19.

En una encuesta de la semana pasada de Morning Consult la desaprobación del republicano entre los independientes -los que no son ni demócratas ni republicanos- subió del 38 % al 51 % entre la primera semana de julio y la última de agosto.