Washington.– Facebook declaró ante el Congreso estadounidense que no puede probar ni tampoco descartar que en las elecciones a la Casa Blanca de 2016 hubiese nexos entre la campaña de Donald Trump y el Kremlin, que sí utilizó la red social para influir en la contienda, según reconoció la compañía de Silicon Valley.

Facebook colabora con diversos comités del Congreso en sus investigaciones sobre la presunta injerencia de Rusia en esas elecciones y los posibles nexos entre el Kremlin y la campaña republicana.

En una información divulgada por el Comité de Inteligencia del Senado, Facebook dijo no poder probar, aunque tampoco descartar, nexos entre la campaña de Trump y Rusia en base a la actividad registrada en la red social.

“Facebook no cree estar en condiciones de sustentar o refutar las acusaciones sobre una posible conspiración”, respondió la compañía a preguntas de los senadores.

Leave a Reply