Exrivales políticos lanzan campaña conjunta para derrotar a alcalde de Denver

0
4
99150

EEUU ELECCIONES

Denver (CO), 14 may (EFEUSA).- Tres excandidatos a la alcaldía de Denver, Colorado, anunciaron esta mañana una plataforma conjunta para enfrentar al actual alcalde, Michael Hancock, en la segunda vuelta de las elecciones municipales del 4 de junio.

En la primera vuelta, realizada hace una semana, Hancock, que busca su tercer mandato, recibió el 38 % de los votos, seguido por Jamie Giellis (25 %), Lisa Calderón (18 %) y Penfield Tate (15 %).

“El 60 % votó en contra de Hancock”, dijo Giellis en las escalinatas del Edificio Municipal al anunciar este martes la plataforma #UnitedDenver.

“Juntos vamos a unificar a Denver. Nuestras perspectivas son únicas y nuestras preocupaciones sobre los problemas están alineadas”, expuso Ginellis.

“Creo que este equipo de exrivales puede dirigir en conjunto a Denver para superar los extraordinarios desafíos que nuestra ciudad enfrenta y hacerlo de una manera creativa y equitativa”, agregó.

Nacida y educada en Iowa, Giellis llegó a Denver en 2006 para trabajar como consultora en renovación urbana. Por su parte, Calderón, de Denver, la ciudad más populosa de las Montañas Rocosas, es una reconocida dirigente latina y copresidente del Foro Latino de Colorado.

Tate, afroamericano también de Denver, tiene una larga trayectoria en numerosos cargos públicos electos.

Desde hoy, dijeron, los tres realizarán una campaña unificada, incluyendo eventos y conversaciones, a favor de “los cambios positivos que Denver desesperadamente necesita”.

Especialmente en áreas de desarrollo urbano (por el impacto de la gentrificación), seguridad pública (mayor supervisión civil de policías y alguaciles) y medio ambiente (protección de espacios verdes en la ciudad).

La plataforma, adelantaron, quiere además terminar con el desalojo de desamparados por parte de la policía, reafirmar las ordenanzas locales de protección de inmigrantes y fomentar una mayor participación de mujeres y de minorías en negocios privados.

“Respaldar a Jamie no fue una decisión a la ligera. Creo que nuestra plataforma unificada y esta coalición de líderes traerán justicia y equidad”, dijo Calderón en un comunicado.

La hispana puntualizó que otros cuatro años del actual alcalde significarían “daños irreversibles para las comunidades en riesgo ahora desplazadas”.

Por su parte, Tate expresó que “el tiempo de cambio es ahora”, subrayando la necesidad de un liderazgo “unido, accesible, ético y transparente”.

Esto, según afirmó, permitirá llevar adelante “proyectos de infraestructura de miles de millones de dólares que definirán a nuestra ciudad por las generaciones futuras”.

Giellis ganó en las áreas al este y al sur del centro de Denver, mientras Calderón lo hizo en los barrios latinos y Tate en barrios afroamericanos.

Hancock resultó ganador en el centro de la ciudad y en áreas periféricas.

Debido a que nadie obtuvo la mayoría de los votos, los dos candidatos más votados participarán en las elecciones del 4 de junio. Aunque Hancock recibió poco menos de 69.000 votos, sus contrincantes obtuvieron en conjunto más de 102.000 votos.

Denver es una de las ciudades de Estados Unidos con mayor desplazamiento de familias hispanas de sus barrios tradicionales.

Según el Buró del Censo, Denver (la principal ciudad de la región) tiene ahora 704.000 habitantes, 105.000 más que en 2010.

De acuerdo con una encuesta publicada la semana pasada por la Fundación de Salud de Colorado, el 30 % de la población en general y el 51 % de las minorías teme perder su vivienda por no poder pagarla.

SHARE

Leave a Reply