Experta amplía la lista de involucrados en la masacre salvadoreña de El Mozote

0
4
503703

EL SALVADOR MATANZA

San Salvador, 28 abr (EFE).- La perito estadounidense Terry Karl amplió este miércoles la lista de militares salvadoreños a los que responsabilizó en su dictamen por la masacre de unos 1.000 civiles desarmados, la mayoría niños, en El Mozote (1981).

Karl ratificó su señalamiento contra el exministro de la Defensa José Guillermo García, el exjefe del Estado Mayor de la Fuerza Armada Rafael Flores Lima y el excomandante de la Fuerza Aérea Juan Rafael Bustillo. Además del teniente coronel Domingo Monterrosa y el mayor Natividad de Jesús Cáceres Cabrera.

Wilfredo Medrano, uno de los abogados de las víctimas y miembro de la organización Tutela Legal “María Julia Hernández”, le pidió nombrar a la cadena de mando responsable del operativo que derivó en la matanza.

La experta añadió a la lista al coronel Jaime Ernesto Flores Grijalva y los capitales Walter Salazar y Mauricio Isaac Duke Lozano.

Karl concluyó así su comparecencia ante el juez instructor de la causa contra 15 mandos militares retirados por crímenes de guerra y de lesa humanidad, Jorge Guzmán.

Entre las revelaciones que hizo Karl en su declaración como perito se encuentra la presencia del asesor militar estadounidense Bruce Hazelwood junto a Monterrosa, quien comandaba al batallón responsable de la matanza, en El Mozote.

Además, señaló la existencia de indicios de la presencia de mercenarios en el sitio de la matanza y de un “encubrimiento sofisticado” para evitar la pérdida de ayuda del Gobierno de Estados Unidos.

ARMAS QUÍMICAS CONTRA CIVILES

De acuerdo con Karl, el Ejército de El Salvador utilizó bombas químicas de napalm contra civiles desarmados en El Mozote y que habrían llegado desde el Estado de Israel.

“La información que tengo es que hubo cuatro bombas de napalm en la zona de El Mozote y lugares aledaños, y una no explotó, por eso sabemos eso”, indicó Karl y añadió que existen informes de médicos que atendieron a los heridos.

El abogado Wilfredo Medrano indicó a Efe que en otras zonas de El Salvador también se utilizaron armas químicas durante la guerra civil (1980-1992), como en municipio de Guazapa (centro).

Karl destacó como claves de su peritaje que el Ejército salvadoreño tenía como un “blanco principal” el departamento de Morazán (noroeste), donde se ubica El Mozote, porque temía que se convirtiera en la “retaguardia” de la exguerrilla del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN).

Añadió que se implementó una “estrategia de exterminio”, sin diferenciar entre combatientes y civiles.

Un registro estatal estima la cifra de víctimas de El Mozote en al menos 1.730, de las que 988 fueron ejecutadas, 48 sobrevivieron a la masacre, 665 son familiares de las personas asesinadas y 29 sufrieron desplazamiento forzado.

Según el Informe de la Comisión de la Verdad de las Naciones Unidas en El Salvador de 1993, entre el 10 y el 13 de diciembre de 1981 unidades del Batallón Atlacatl torturaron y ejecutaron “deliberada y sistemáticamente” a niños, hombres y mujeres del cantón El Mozote y otros aledaños.