Exoficial de policía hondureño condenado a 12 años de cárcel por narcotráfico

0
11
468486

EEUU NARCOTRÁFICO

Nueva York, 29 mar (EFE).- Un antiguo oficial de Policía de Honduras, identificado como Juan Manuel Ávila Meza, fue sentenciado este lunes en un tribunal de Nueva York a 12 años de prisión por conspirar para importar cocaína a los EE.UU., informaron las autoridades.

Según un comunicado de la Agencia Antidrogas de Estados Unidos (DEA), Meza, que se declaró culpable de los cargos, utilizó “su posición en las fuerzas de la ley y como abogado para intentar posicionarse por encima de la ley”.

“La sentencia de hoy reafirma que la corrupción de las fuerzas de la ley nunca dejará de ser controlada por los EE.UU. La DEA, junto con nuestros socios nacionales e internacionales, continuarán trabajando sin descanso para traer justicia a todos los que participan en el tráfico de drogas”, aseguró la agente encargado del caso, Wendy Woolcock.

El texto explica que Meza conspiró para transportar grandes cantidades de cocaína en Honduras y para exportarla de ahí, y que proveyó de importante información al cartel hondureño de Los Cachiros para facilitar sus operaciones de tráfico de drogas, además de organizar reuniones con otros funcionarios corruptos para el lavado de dinero y tráfico de cocaína.

En concreto, Meza trabajó con miembros de Los Cachiros entre 2004 y 2014, y ese último año ayudó a organizar una reunión entre uno de los líderes de Los Cachiros y Juan Antonio Hernández Alvarado, alias “Tony Hernández”, hermano del presidente de Honduras, Juan Orlando Hernández, para hablar de operaciones de blanqueamiento de dinero.

Además, en junio de 2014 y junto a otros seis efectivos de la Policía de Honduras, se reunió con Fabio Lobo Sosa, el ya condenado hijo del expresidente hondureño Porfirio Lobo Sosa, y dos agentes de la DEA que se hicieron pasar por miembros del cartel de Sinaloa.

En ella, Meza lideró un diálogo sobre las formas en las que los carteles de la droga podían apoyarse en la Policía de Honduras para transportar un gran cargamento de cocaína por el país.

Precisamente, el hermano del presidente de Honduras Tony Hernández será sentenciado en un tribunal de Manhattan este martes después de haber sido declarado culpable de narcotráfico a finales de 2019.