Exalcalde procesado penalmente en El Salvador será asesor de Almagro en la OEA

0
10
546949

EL SALVADOR OEA

San Salvador, 3 jun (EFE).- El exalcalde de la capital salvadoreña Ernesto Muyshondt será asesor de la Secretaría General de la Organización de los Estados Americanos (OEA), informó este jueves su secretario general, Luis Almagro.

“Ernesto Muyshondt ha acordado sumarse como asesor a la Secretaría General de @OEA_Oficial (OEA)”, publicó Almagro en su cuenta de Twitter sin dar más detalles.

Muyshondt, que gobernó San Salvador entre 2018 y 2021 bajo la bandera de la Alianza Republicana Nacionalista (Arena, derecha) y perdió la reelección en febrero pasado, se enfrenta a un proceso penal por supuestamente negociar con pandilleros.

El político, que recientemente anunció que buscaría lanzar un movimiento alternativo a Arena, es acusado de fraude electoral y agrupaciones ilícitas.

Un testigo de la Fiscalía acusó a Muyshondt, durante un juicio en el que fueron condenados más de 300 miembros de la pandilla Mara Salvatrucha (MS13) en 2019, de negociar apoyos electorales con estas estructuras.

En su declaración, el testigo, únicamente identificado como Noé, vinculó al político con la entrega de 69.000 dólares a cambio de votos en las elecciones municipales y legislativas de 2015.

Muyshondt competía en ese año por un escaño en la Asamblea Legislativa y esta es la segunda ocasión en la que es señalado de negociar con las “maras”.

El periódico local El Faro publicó en 2016 un video en el que se muestra al alcalde, quien no negó su veracidad, reunido con supuestos líderes de las pandillas.

No obstante, esa reunión se enmarca en la realización de una segunda vuelta electoral por la Presidencia en marzo de 2014.

En febrero de 2020, Muyshondt aseguró que es “inocente” y calificó la acusación fiscal de “débil, llena de contradicciones, inconsistencias, vacíos y vicios”.

Tras la audiencia inicial del proceso, señaló que el expresidente de su partido Jorge Velado, quien declaró ante el Ministerio Público que le entregó 30.000 dólares para pagar a las llamadas “maras”, también debería ser procesado.