Evergrande vende su participación en la plataforma emisiones por 240 millones de euros

0
9
738154

CHINA EVERGRANDE

Shanghái (China), 18 nov (EFECOM).- El endeudado gigante inmobiliario chino Evergrande anunció hoy la venta de su participación en la plataforma de ‘streaming’ (emisiones en directo) Hengten por 2.128 millones de dólares de Hong Kong (273 millones de dólares, 241 millones de euros).

En un comunicado remitido a la Bolsa de Hong Kong, donde cotiza, el grupo explica que ha vendido a Allied Resources Investment Holdings -propiedad del inversor Li Shao Yu- todas sus acciones de Hengten, equivalente al 18 % de los títulos de la compañía, con un descuento del 24,3 % con respecto al último precio de cierre.

Evergrande asegura que los fondos recaudados con la operación “podrían ayudar a mejorar los problemas de liquidez” que atraviesa a la hora de hacer frente a un pasivo que supera los 300.000 millones de dólares, de los que unos 37.000 millones corresponden a deudas por pagar antes del final del primer semestre de 2022.

Sin embargo, pese a la inyección de capital -el 20 % del total, en los próximos cinco días, y el resto, a lo largo de los dos meses siguientes-, la operación supone una pérdida de 8.500 millones de dólares de Hong Kong (1.091 millones de dólares, 964 millones de euros) al tener en cuenta el valor contable que tenían a finales de junio las acciones traspasadas.

En la sesión bursátil de este jueves, las acciones de Evergrande cayeron un 5,71 %, mientras que las de Hengten, al que algunos medios consideran el equivalente chino de Netflix, repuntaron nada menos que un 24,85 %.

Hasta el momento, el conglomerado no había tenido gran éxito en sus planes de vender activos para conseguir fondos, y tan solo había logrado traspasar el 20 % del banco regional Shengjing Bank a un grupo de propiedad estatal por unos 1.545 millones de dólares.

Otras negociaciones han acabado encallando, como la ruptura de la venta del 50,1 % de su filial de gestión inmobiliaria, Evergrande Property Services, a la promotora Hopson Development por unos 2.580 millones de dólares.

En las últimas semanas Evergrande se ha situado varias veces al borde del impago de sus bonos ‘offshore’, entrando en prórrogas para abonar las cantidades adeudadas a sus inversores tras no hacerlo en la fecha acordada, aunque por el momento no ha incumplido de manera definitiva ninguna de sus obligaciones.

Su fundador y presidente, Xu Jiayin, habría inyectado el equivalente a casi 1.100 millones de dólares tras vender activos personales o participaciones, según la prensa local, que asegura que el que fuera hace solo cuatro años hombre más rico de China sigue intentando conseguir financiación “para mantener a Evergrande con vida”.

Xu habría insistido en que la prioridad es reactivar la financiación de los trabajos de construcción de sus promociones inmobiliarias, ya que, según las estimaciones de los analistas, el grupo tiene 1,3 millones de viviendas vendidas sobre plano; el diario digital privado Caixin cifra en 49 millones de metros cuadrados las obras que Evergrande tiene paralizadas debido a sus problemas financieros.

Las autoridades chinas ya han indicado que la prioridad es que tanto Evergrande como otras promotoras en apuros terminen de construir los proyectos que tienen paralizados por falta de fondos, en parte debido a las restricciones a la financiación que Pekín impone desde el año pasado a las inmobiliarias más endeudadas.