La Habana.- Casi 5.000 personas permanecen evacuadas en La Habana tras el intenso tornado que tomó por sorpresa a la capital cubana, donde dejó cuatro muertos, 195 heridos y más de 1.900 viviendas dañadas.

Unos 4.780 damnificados están alojados en casas de familiares y 164 se encuentran en centros estatales de acogida, según datos oficiales publicados en el diario estatal Granma.

Más de 70 lesionados reciben todavía tratamiento en hospitales habaneros, 8 de ellos en estado delicado y cuatro muy graves, aunque estables.

Del reporte inicial de 1.238 hogares dañados por el tornado, que el pasado domingo 27 de enero desató vientos de hasta 300 kilómetros por hora en cinco distritos de la capital cubana, el recuento se ha elevado a más de 1.900 casas afectadas.

Hasta el momento en los municipios habaneros de Regla, Guanabacoa, San Miguel del Padrón, Diez de Octubre y Habana del Este se registran 579 derrumbes totales, entre caídas de paredes y techos.

La pérdida de estas edificaciones, muchas de ellas en buen estado antes del tornado, agudiza la delicada situación de la vivienda en Cuba, donde existe un déficit de casi un millón de hogares.

SHARE

Leave a Reply