Eurodiputados rechazan en la Cámara la presión política de Rabat en Ceuta

0
2
554294

UE MARRUECOS

Estrasburgo (Francia), 10 jun (EFE).- Eurodiputados de los distintos grupos en la Eurocámara rechazaron este jueves en un debate el uso por parte de Rabat de la migración, los controles fronterizos y los menores no acompañados, para hacer presión política durante la crisis en Ceuta el pasado mayo.

El debate precede al voto este martes de un texto consensuado por populares, socialistas, liberales y verdes, que achaca a Marruecos la responsabilidad de la avalancha de llegadas a la Ciudad Autónoma entre los días 17 y 18 de mayo, pero a la vez subraya la necesidad de restablecer las relaciones con Marruecos.

“A los niños no se les lanza al mar para hacer política”, dijo durante el debate el eurodiputado español Jordi Cañas (Ciudadanos), promotor de la iniciativa en el Parlamento, y añadió que la resolución “lanza un mensaje claro, firme pero constructivo”, consistente en “rechazar el uso por parte de Marruecos del control fronterizo y de los menores para hacer presión política”.

“Esta resolución tiene términos constructivos. El interés de la UE es superar una situación anómala, dijo por su parte el eurodiputado socialista español Ignacio Sánchez Amor, que subrayó que la UE quiere “volver cuanto antes a la magnífica relación con Marruecos”.

El diputado popular Francismo Millán Mon señaló, por su parte, que “se debe reemprender el camino del diálogo” y que “es la hora de la diplomacia, no del silencio ni del megáfono”.

Juan Ignacio Zoido, también del PPE, opinó que el ingreso hospitalario en España del líder del Frente Polisario Brahim Gali “debería quizás haberse gestionado por las autoridades españolas teniendo en cuenta todas las circunstancias del caso”, pero dejó claro que “ello no justifica la respuesta por parte de Marruecos”.

La eurodiputada Izaskun Bilbao (PNV) indicó, por su parte, que “Marruecos no se ha portado como un socio estratégico, pero para arreglar esta crisis es más útil buscar soluciones que intercambiar reproches”.

El eurodiputado de la Izquierda Miguel Urbán criticó que en la UE importen poco “los derechos en el Sahara ocupado” y pidió un cambio en la política migratoria de la Unión, creando vías de entrada legales.

El diputado de Vox, Jordi Buxadé, se desmarcó del apoyo a la resolución pactada por los grupos políticos mayoritarios, al discrepar con la manera en que la UE gestiona la inmigración.

“Marruecos, como Turquía, han podido chantajear a Europa por la debilidad de los estados miembros en la lucha contra la inmigración ilegal”, señaló Buxadé.

Los cuatro grupos principales del Parlamento Europeo (PE) acordaron el miércoles una resolución que el pleno votará esta tarde sobre el uso de menores por parte de Marruecos en la reciente crisis migratoria que condena “el uso de los controles fronterizos, la migración y los menores no acompañados” como “presión política” contra un país europeo, en referencia a España.

El texto deplora “la participación de niños, menores no acompañados y familias” en la entrada en masa desde Marruecos a Ceuta, poniendo “sus vidas y seguridad en riesgo” y a la vez lamenta la crisis política y diplomática entre el país norteafricano y España.