Estudiantes y profesores protestan contra la nueva ley educativa de Grecia

0
15
408916

GRECIA EDUCACIÓN

Atenas, 28 ene (EFE).- Pese a la prohibición del Gobierno, miles de estudiantes y profesores han recorrido este jueves las principales calles de toda Grecia en protesta contra el nuevo proyecto de ley educativo y el aumento de la represión.

“Los estudiantes no son delincuentes” o “Fuera la Policía de los campus” son algunas de las consignas que han coreado los -según la Policía- más de 4.000 asistentes a la manifestación que transcurrió hoy sin incidentes en Atenas.

Hace un par de días el jefe de la Policía griega, Mijail Karamalakis, anunció el veto de las reuniones públicas de más de 100 personas pero esto no ha evitado que los estudiantes se movilizaran en varias ciudades, con mayor participación incluso que en las protestas de las últimas tres semanas.

Este anuncio fue visto por los grupos estudiantiles y la oposición de izquierdas como una estrategia para reprimir las protestas antigubernamentales, pues en el país se han empezado a relajar las medidas de confinamiento por el coronavirus la prohibición no afecta a las aglomeraciones en zonas comerciales.

El Gobierno por su parte defiende que, por el contrario, es un relajamiento de las medidas pues desde noviembre todas las reuniones públicas han estado prohibidas, con algunas excepciones en Navidad.

La realidad es que, a pesar del confinamiento en vigor desde hace casi tres meses, las autoridades han tolerado varias manifestaciones con centenares de estudiantes, que protestan por una reforma universitaria en la que se prevén patrullas policiales en los campus por primera vez desde la caída de la dictadura en 1974.

El decreto del jefe de la Policía generó controversia además por asegurar que la decisión se tomaba a petición del comité de expertos que aconseja al Gobierno en la gestión de la pandemia, lo que posteriormente fue desmentido.

A pesar de la prohibición, apenas se percibió la presencia policial en la manifestación, a diferencia de en las anteriores, donde las autoridades dispersaron a los estudiantes con porras y gases lacrimógenos.

Únicamente a las puertas del Parlamento, en la plaza Syntagma, la Policía pidió a los manifestantes que mantuvieran una distancia de seguridad con un megáfono que apenas se distinguía en la protesta.

Esta forma de actuar de los antidisturbios se basa en el nuevo plan que establece que la Policía debe advertir tres veces a los manifestantes para que se disuelvan antes de utilizar la fuerza, algo que ocurre con regularidad en las numerosas protestas que se convocan en Grecia.

408916408916