Meanguera, El Salvador.-  El Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (Cejil) señaló que el Estado salvadoreño “aún tiene grandes deudas” con las víctimas y sobrevivientes de la masacre de El Mozote, al oriente de El Salvador, perpetrada en 1981 por el Ejército.

La abogada del Cejil, Gisela de León, explicó que entre las deudas del Estado con las víctimas están la creación de un registro de la masacre, el pago de indemnización y la justicia, que “es lo más importante para las víctimas”.

De León también señaló que en materia de exhumaciones, infraestructura y soluciones habitacionales, principalmente para las personas que tuvieron que huir de sus hogares por la represión, son áreas que “no han sido cubiertas por el Estado”.

“A 37 años de la masacre nos parece que se necesita un apoyo mayor de las altas autoridades del Estado para que las medidas realmente significativas se cumplan y puedan generar cambios sustanciales”, manifestó la experta.

Además, la abogadda criticó que el proceso penal contra 18 militares señalados por la masacre “se lleve en un juzgado mixto (el Juzgado de Primera Instancia de San Francisco Gotera) y no en uno especializado”.

“Ese juzgado no tiene suficiente recursos para poder llevar adelante un caso con la magnitud de esta masacre”, enfatizó.

Leave a Reply