Salud_1_2 copyEl mieloma múltiple es un tipo de cáncer de sangre incurable que gracias al “arsenal terapéutico” que se ha desarrollado sobre todo en la última década, y que ha arrojado muy buenos resultados, los pacientes que lo padecen pueden mirar al futuro con algo más de esperanza.

Lo aseguró en un encuentro con los medios españoles la doctora María Victoria Mateos, del Hospital Universitario de Salamanca (España), en el marco del Congreso de la Asociación Europea de Hematología (EHA por sus siglas en inglés).

El mieloma constituye la segunda enfermedad hematológica maligna en frecuencia y se trata de un cáncer de la médula ósea producido por una mala degeneración del ADN de las células plasmáticas del que se contabilizan cada año, aproximadamente, cuatro nuevos casos por cada 100.000 habitantes, la mayoría personas de edades avanzadas.

Si bien su incidencia se mantiene constante, según explicó Mateos, la prevalencia va en aumento debido, fundamentalmente, a la supervivencia de los enfermos que han sido tratados con las nuevas terapias.

“El mensaje es que el arsenal terapéutico para los pacientes con mieloma está aumentando de una manera muy significativa, lo cual va a hacer que, probablemente, a lo mejor, seamos capaces de curarles”, señaló la experta, que aseguró que “la estrella” en este congreso europeo ha sido el fármaco daratumumab, un anticuerpo monoclonal.

Así, un ensayo clínico randomizado, en fase III, presentado en la sesión plenaria del Congreso realizado a casi 600 pacientes con mieloma, que habían recaído de la enfermedad tras al menos un tratamiento previo, constató que el daratumumab administrado junto al tratamiento estándar formado por otros dos fármacos -lenalidomina y dexametasona- prolonga de forma significativa la supervivencia libre de la enfermedad.

En concreto, según explicó la doctora, esta terapia redujo en un 63 % la probabilidad de que la enfermedad progresara o de que el paciente muriera en comparación con los participantes del estudio que solo recibieron el tratamiento estándar.

SHARE

Leave a Reply