Esperanza para mujer detenida por ICE

0
705

Por César Hurtado | [email protected]

Charlotte, NC.- Yerlin Marissa Portillo, hija de Norma Contreras, una hondureña que permanece recluida por ICE en el Centro de Detención del condado Irwin, en Georgia, dijo que “gracias a Dios” su madre no fue deportada el pasado lunes, como se esperaba, y “se ha encendido una luz de esperanza para ella y toda su familia”.

Yerlin, de 25 años, estudiante del CPCC y trabajadora de un restaurante local, aseguró a HOLA News que el pasado fin de semana su madre tuvo una audiencia telefónica con un oficial de Inmigración sobre el proceso de asilo que ha presentado su madre, lo que los ha animado mucho pues muestra que el trabajo va rindiendo frutos.

Norma Contreras, esposa de Joel Portillo, pastor de la Iglesia de Dios Ebenezer, también registrada como pastora de su congregación, venía renovando su permiso de trabajo habitualmente pero al presentarse a Corte con ICE el pasado 21 de septiembre fue detenida y rápidamente enviada al centro de detención de Georgia.

Para su hija Yerlin, la única explicación para la detención de su madre es el cambio de política migratoria del gobierno del presidente Trump.  “Ella siempre se presentaba y la dejaban salir.  En está ocasión le dijeron que no lo harían y que la deportarían.  Todos nos quedamos sorprendidos”, dijo Yerlin, “porque mi mamá no tiene antecedentes criminales, solo había sido deportada en 2009 pero, al parecer, ya eso se había arreglado”.

Byron Martínez, de la organización  Unidos We Stand, afirmó a este semanario  que se han realizado contactos con legisladores de Carolina del Norte, obteniendo respuestas muy positivas.

“Estamos muy enfocados en lograr la libertad de Norma Contreras.  Ella no es un riesgo para la sociedad, muy por el contrario, tiene una comunidad que la necesita y aprecia”, dijo Martínez a este semanario.

La joven explicó que la vida en casa es muy difícil pues su madre se encargaba del hogar. “Ahora debo ir a clases, trabajar, encargarme de algunas tareas de la casa y  cuidar a mi hermano menor”, aseguró, “pero estamos saliendo adelante pues estoy segura que es lo que mi mamá quiere”.

Respecto a lo que sucedería si su madre fuera deportada, Yerlin relata que su padre le ha confesado que él y su hermano menor viajarán a Honduras a acompañarla.  “Yo y mi hermano mayor nos quedaríamos.  Pero prefiero pensar que voy a irme a dormir, cerrar los ojos y mañana mi mamá va a entrar por la puerta para decirnos que la pesadilla terminó”, señaló esperanzada.

Leave a Reply