Pacto migratorio sigue atascado mientras crecen las denuncias de expulsiones

0
9
690223

UE INTERIOR

Luxemburgo, 8 oct (EFE).- El Pacto europeo sobre Migración y Asilo continúa bloqueado y sin visos de un acuerdo a corto plazo, mientras surgen denuncias de devoluciones en caliente en varios países de la Unión Europea y una docena de Estados miembros pide que la UE financie vallas contra la migración irregular.

Esos temas se abordaron este viernes en un Consejo de ministros de Interior de los Veintisiete al que por parte de España asistió el titular de esa cartera, Fernando Grande-Marlaska.

DENUNCIAS DE DEVOLUCIONES EN CALIENTE

En la última semana se hicieron públicas distintas investigaciones periodísticas que acusan a policías de Grecia y de Croacia de haber participado en supuestas devoluciones en caliente de migrantes irregulares en sus fronteras exteriores.

La comisaria Johansson consideró “muy preocupantes” las denuncias e indicó que por ello planteó el tema en el Consejo de hoy.

“Me parece fundamental que se investiguen a fondo estas informaciones, hay un peligro de dañar la reputación de la Unión Europea”, dijo.

CONSTRUCCIÓN DE VALLAS CON DINERO EUROPEO

Doce Estados miembros de la Unión Europea, entre los que no figura España, han pedido que la UE financie la construcción de “barreras físicas” para proteger las fronteras exteriores, ante el creciente uso de los migrantes como arma política por parte de terceros países.

En una carta dirigida a la Comisión Europea, Austria, Bulgaria, Chipre, Chequia, Dinamarca, Estonia, Grecia, Hungría, Lituania, Letonia, Polonia y Eslovaquia subrayan que “las barreras físicas parecen ser una medida de protección de las fronteras efectiva, que sirve en interés de toda la UE, no solo de los Estados miembros en primera línea”.

Por ello, añade la carta, “esta medida legítima debería ser financiada de manera adicional y adecuada de manera prioritaria a partir del presupuesto de la UE”.

La Comisión alertó recientemente de que cada vez hay más Estados que están utilizando la migración como arma política y llamó a los países miembros a responder a esos ataques.

Hoy Bruselas precisó, sin embargo, que está en contra de utilizar fondos europeos para construir vallas.

“No tengo nada en contra de que los Estados miembros erijan vallas”, pero “si es buena idea utilizar financiación de la Unión para construir vallas, francamente, yo creo que no”, dijo Johansson.

CONTROLES REFORZADOS EN FRONTERAS

Los ministros apoyaron las propuestas de Bruselas para mejorar los controles y la identificación de las personas que cruzan las fronteras exteriores, según dijo Johansson en rueda de prensa, aunque discreparon sobre el momento de intentar llegar a un acuerdo.

En particular, los países del MED5 (España, Italia, Malta, Chipre y Grecia) dejaron claro en una carta dirigida a la Comisión que no quieren avanzar con un acuerdo aislado en ese punto, sino que prefieren uno global sobre todo el Pacto Migratorio y de Asilo, cuya negociación avanza con enorme lentitud.

Fernando Grande-Marlaska dijo en declaraciones a Efe que aunque la UE se está “acercando” a ese futuro pacto hay que trabajar más en la dimensión exterior, es decir, en la “cooperación y colaboración con terceros países a fines de promover el desarrollo”.

El ministro indicó que España tiene “ganas de ver resultados más tangibles” sobre ese futuro pacto.

SITUACIÓN EN LAS RUTAS MIGRATORIAS

Los titulares europeos pasaron revista a la situación en las distintas rutas migratorias, que han visto un aumento de las llegadas en el último año, aunque las cifras de migrantes irregulares en todas las rutas se mantiene muy por debajo de los niveles anteriores a la crisis de 2015.

El número de cruces fronterizos irregulares en los nueve primeros meses de 2021 alcanzó alrededor de 120.000, en comparación con casi 77.000 en el mismo período de 2020.

El ministro Grande-Marlaska dijo a Efe que aunque los flujos han crecido a las islas Canarias, “tampoco de forma absolutamente importante, estamos controlándolos”.

“Hemos tomado las medidas necesarias y precisas para gestionar estos flujos migratorios de la forma más adecuada y razonable para garantizar los derechos y libertades fundamentales y la dignidad de los migrantes”, añadió.

Marta Borrás

690223