España viaja a Chipre para intentar reconducir la crisis con Turquía

0
40
288761

ESPAÑA CHIPRE

Nicosia, 29 sep (EFE).- La ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, visita Chipre para impulsar una resolución pacífica y dialogada en la crisis en el Mediterráneo Oriental que amenaza con estallar entre este país y Grecia con Turquía a causa de las disputas por las aguas territoriales.

La ministra española comienza sus encuentros oficiales justo un día antes de la reunión este jueves del Consejo Europeo que debe decidir si hace efectiva su amenaza de imponer sanciones a Turquía por su enfrentamiento con Chipre y Grecia, al mismo tiempo que avanza en la búsqueda de un política común de inmigración que precisa de la colaboración de Turquía en materia de refugiados.

Tras una jornada en Nicosia, González Laya continuará hacia Jordania, donde la jefa de la diplomacia analizará junto a las autoridades el cambio de equilibrios en la región tras la restauración de relaciones diplomáticas entre Israel y varios países árabes de la zona.

En Chipre, donde llega hoy, González Laya tiene previsto reunirse con el presidente de la república, Nicos Anastasiades, y con el ministro de Asuntos Exteriores, Nikos Christodoulides, para intentar rebajar las tensiones en la zona debido a las prospecciones de hidrocarburos que Turquía está llevando a cabo en aguas del Mediterráneo en disputa con Chipre y Grecia.

La semana pasada, la ministra ya abordó esta cuestión en una reunión con el ministro deAsuntos Exteriores de Malta, Evarist Bartolo, quien planteó la necesidad de “resolver este conflicto tan espinoso en el que la historia no ayuda y la geografía tampoco”, por lo que se comprometieron en trabajar por el “diálogo y la negociación”.

España apoya así los esfuerzos de la presidencia alemana de la UE y del alto representante de la UE para Política Exterior y de Seguridad, Josep Borrell, que barajan la posibilidad de convocar una conferencia multilateral para intentar resolver esta cuestión sin enfrentarse a Turquía.

La Unión Europea (CE) considera que se ha abierto una oportunidad para rebajar la tensión con Turquía por sus prospecciones de hidrocarburos en aguas que reclaman Grecia y Chipre, aunque la situación es aún “volátil”, explicaron fuentes comunitarias.

Grecia y Turquía acordaron el pasado martes reanudar, por primera vez en cuatro años, los contactos exploratorios para resolver sus disputas, un anuncio hecho tras reunirse por videoconferencia el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan; la canciller alemana, Angela Merkel, y el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel.

La UE reconoce que la tensión entre Grecia y Turquía se ha enfriado tras intensos contactos diplomáticos y la retirada de un buque exploratorio turco de aguas consideradas de la zona económica exclusiva griega, pero no así con Chipre.

Este país ha llegado incluso a bloquear la aprobación de sanciones comunitarias a Bielorrusia por el fraude en sus últimas elecciones y la represión de manifestantes si la UE no sancionaba también a Ankara, como se disponía a hacer este verano.

A lo largo de su visita, González Laya también tiene previsto acercarse a conocer la “Línea Verde”, que divide la isla entre turcochipriotas y grecochipriotas, fuente de tensiones en la región desde hace décadas.

La isla de Chipre está dividida desde 1974 entre la República Turca de Chipre del Norte, país que no reconoce ningún estadosalvo Turquía, y el sur, que ocupa dos tercios de la isla.

Cristina Lladó