España aboga por respuesta solidaria con Polonia porque mañana puede ser otro

0
4
735087

POLONIA BIELORRUSIA

Bruselas, 15 nov (EFE).- España aboga por una respuesta “rápida”, “clara” y “solidaria” con Polonia en la crisis en su frontera con Bielorrusia, ya que “mañana será cualquier otro Estado de la UE” el que se pueda enfrentar a un desafío de este tipo, dijo este lunes el ministro español de Asuntos Exteriores, Cooperación y Unión Europea, José Manuel Albares.

En una rueda de la prensa al término del Consejo de Exteriores celebrado en Bruselas, Albares subrayó que esta crisis migratoria “ficticia”, creada por Bielorrusia, demuestra que la Unión “actuando conjuntamente y de manera decidida consigue dar una respuesta” y que los Estados individualmente “no pueden hacer frente al desafío”.

“En estos momentos lo que hay encima de la mesa, y todos pedimos a la Comisión (Europea) que reflexione, es cuáles son las medidas o cuáles son los elementos para conseguir una respuesta que tiene que ser rápida, que tiene que ser clara, que tiene que ser solidaria con Polonia porque en este caso es Polonia, pero mañana será cualquier otro Estado de la UE”, manifestó el jefe de la diplomacia española.

Esa respuesta, añadió, también tiene “que tener incluido evidentemente el concepto de humanidad”, ya que “estamos hablando de seres humanos”, recordó.

Preguntado sobre si una de esas medidas puede ser la financiación de un muro o de vallas en la frontera, Albares se limitó a decir que se están “analizando todas las medidas”.

Ahora bien, puntualizó que Polonia “no ha hecho ninguna alusión hoy al respecto” y evitó pronunciarse sobre cuál es la postura de España.

“No se ha planteado el tema por lo tanto eso da una idea de que la respuesta no parece que vaya a ir por ahí porque no ha habido un debate ni me he tenido que pronunciar al respecto”, zanjó.

Por contra, el ministro español sí señaló que el consenso de los Veintisiete había sido “total” en lo referente a ampliar las sanciones a las personas o entidades que estén contribuyendo a llevar emigrantes ilegales a Bielorrusia para empujarlos a la frontera con Polonia, algo que tachó de “inaceptable en este caso y en cualquier otro”.

“Es muy evidente cuál es la naturaleza de estos viajes, cómo se están orquestando, desde luego no son turísticos, desde luego no buscan un paso normal y normalizado de una serie de personas. Hay un país que está organizando claramente estos viajes, por lo tanto nos estamos enfrentando a algo muy evidente y todos en torno a la mesa hemos estado de acuerdo en el análisis de la situación”, dijo.

El ministro reflexionó que “el fenómeno migratorio en cualquiera de sus versiones, incluida la versión de instrumentalización política, es un fenómeno europeo: hoy ocurre en las fronteras de Polonia, mañana puede ocurrir en otro país”.

“No es la primera vez que vemos un fenómeno de este tipo. Por lo tanto, lo que tenemos que hacer es crear un enfoque integral, coherente, europeo, en el que todos seamos solidarios en todo momento”, insistió Albares.

En su opinión, los movimientos migratorios, incluido el orquestado por Bielorrusia, “lo que van buscando es el punto más débil, de acceso más fácil para cruzar”, lo que hace que todos los Estados miembros estén sometidos a esa “presión”, ya que “no buscan entrar en tal o cual país, buscan entrar en Europa”.

Por tanto, recalcó, “si el desafío es europeo, la respuesta tiene que ser europea”.

Y advirtió de que “no nos hacemos ningún favor diciendo que el riesgo está en el este o el riesgo está en el sur, el riesgo está en todos los sitios, lo que hay que hacer -dijo- es irse adaptando al tipo de flujo de migración irregular que hay en cada uno de los países de la UE”.

Albares insistió en que este es un problema que los Veintisiete tienen que resolver “entre todos porque a todos nos afecta la gestión de las fronteras exteriores, como siempre ha defendido España, necesita un enfoque europeo, conjunto, coordinado, firme y eficaz”, concluyó.