Por Williams Viera | [email protected]

Winston-Salem, NC.- Las escuelas intermedias del Condado Winston-Salem / Forsyth, durante el 2019, serán equipadas con dispositivos especiales de vigilancia en las puertas de ingreso, entre edificios y unidades modulares, en un esfuerzo por mejorar la seguridad escolar.

Las puertas contarán con un sistema de escaneo de tarjetas y un teclado para que los estudiantes, profesores, personal administrativo y de mantenimiento utilicen fichas electrónicas para acceder a los edificios, además de utilizarlas como identificación.

Mientras se realiza el cableado del sistema, se debe completar el trabajo preliminar para la identificación del estudiante entre el Departamento de tecnología y la compañía que va a instalar los dispositivos.

Inicialmente, las autoridades escolares estimaban que el costo ascendería a $250.000, pero apenas el gasto será de $95.000, según dieron a conocer.

Los dispositivos se instalarán en todas las escuelas intermedias del distrito escolar con excepción de ‘Paisley IB Magnet’.

“A ese centro educativo se le colocarán los aparatos de seguridad en el momento que se terminen las obras que se adelantan”, dijo Jonathan Wilson, director de seguridad del distrito.

Las puertas de entrada a las escuelas intermedias funcionarán de manera similar a las de las escuelas primarias en el instante que alguien desea ingresar al establecimiento educativo. El visitante llamará por un intercomunicador y desde la oficina central se le atenderá.

La diferencia con el nuevo sistema es que también se podrá conectar a las cámaras de seguridad existentes en las escuelas.

Cifras

Desde hace 18 años, en Estados Unidos se han registrado 220 tiroteos en institutos, colegios de primaria y de secundaria.

En Carolina del Norte las cifras indican que, desde el 25 de septiembre de 2003 hasta el 3 de diciembre de 2018, las autoridades intervinieron en 12 casos en que sucedieron disparos y en dos, hubo igual número de muertos.

El primer incidente con final trágico sucedió el 25 de mayo de 2012 en Mary Scroggs Elementary School, ubicada en Chapel Hill. A las 2 de la tarde de ese día, Chahnaz Kebaier, de 40 años de edad, esperaba, en su automóvil que sus hijos salieran de la escuela. En ese momento, según el reporte oficial que figura en el archivo de los investigadores del caso, llegó el exnovio de la víctima, Alí Cherfaoui, de 49 años, y descargó la pistola contra el auto de Kebaier causándole la muerte como consecuencia de las múltiples heridas de bala que recibió.

La segunda muerte, en un centro docente en el estado norcarolino, ocurrió el pasado 29 de octubre de 2018, cuando Jatwan Cuffie le disparó, una vez, a Bobby McKeithen, ambos de 16 años y estudiantes de noveno y décimo grado, respectivamente, en ‘David W. Butler High School’, en Mathews.

Los documentos policiales dicen que el victimario sacó un arma en un pasillo principal de la escuela, a las 7 de la mañana, y disparó contra Mckeithen, causándole la muerte.

En Guilford

Ni en Guilford que se tienen 126 escuelas y que solo la mitad de ellas cuenta con medidas de seguridad ni en otras áreas como en los condados de Alamance, Davidson o Iredell siguen sin darse a conocer planes con respecto a controles adicionales de protección que podrían adoptar en sus escuelas en 2019, como ya lo hizo el Distrito Escolar Winston-Salem / Forsyth.

Y la preocupación se hizo evidente con el caso que ocurrió el pasado 4 de diciembre de 2018 en ‘Smith High School’ en Greensboro. A las 12:40 del mediodía, cuando los estudiantes estaban en la cafetería, Steve Brantley Spence, de 29 años, originario de Norfolk, Virginia, entró a ese lugar del centro académico con dos pistolas cargadas.

Un empleado de la escuela lo enfrentó y eso evitó una tragedia.

Spence, en el momento que fue detenido, tenía una pistola de 9 milímetros, una calibre .45 y un arma larga, al igual que una mochila con ocho cajas de munición.

Hasta el momento, los funcionarios de las Escuelas del Condado de Guilford siguen investigando cómo Spence ingresó a la cafetería durante las horas escolares.

SHARE

Leave a Reply