Errores de código impidieron éxito de la prueba con la nave espacial Boeing

0
8
198111

EEUU ESPACIO

Miami, 7 feb (EFE News).- Dos errores de software en el código, que no fueron descubiertos antes del lanzamiento, impidieron que la nave CST-100 Starliner de Boeing se acoplara a la Estación Espacial Internacional (EEI) el pasado mes de diciembre y fracasara en su vuelo de prueba, según reveló un informe preliminar.

Estas fueron dos de las tres anomalías que se detectaron durante el lanzamiento que modificaron la trayectoria del transbordador Atlas V y lo desviaron de su órbita por culpa de un error en el reloj de a bordo, un problema de vinculación que impidió que el equipo de vuelo manejara la nave y otro en la secuencia del módulo de servicio.

Una vez detectados los problemas, ambas organizaciones decidieron no completar el acoplamiento de la nave para evitar posibles complicaciones, ya que “no se sabía qué podría haber pasado” pero al modificar el software “se sabía que la nave no chocaría”.

Por el momento, tanto la NASA como Boeing no tienen toda la información al respecto ya que la investigación no concluirá hasta finales de febrero, según informaron este viernes ambas organizaciones en una teleconferencia con los medios.

“Claramente conoceremos más al final de febrero, pero creemos que el vuelo tuvo muchas anomalías relacionadas con el código del sofrware, pero lo que es seguro es que tenemos la obligación de llegar a conseguir operar vuelos comerciales en una órbita baja, señaló el administrador de la NASA, Jim Bridenstine.

Estas anomalías en las aproximadamente más de un millón de líneas del complejo código aeroespacial, que deberían haber sido descubiertas durante el proceso de verificación previo al lanzamiento, no fueron las únicas, ya que también hubo ciertas interferencias con la antena de comunicación del transbordador.

Los expertos presentes en la conferencia, que indicaron que “hay mucho que aprender al respecto” especularon que el posible ruido que se detectó pudo ser por interferencias con las antenas de telefonía móvil, pero por el momento no quieren adelantar “conclusiones precipitadas”.

“Lo que tenemos que hacer es identificar todos los errores que tenemos y realizar un plan. Debemos ir hacia atrás para comprobar y verificar los errores y después tomaremos una solución basada en los resultados”, dijo Douglas Loverro, del directorio de Misiones Operativas y Exploración Humana de la NASA.

El equipo de investigación independiente que realizó el informe ya comunicó algunas de las recomendaciones que ambas organizaciones deberán implementar para evitar errores de estas características, aunque los expertos reiteraron que “todavía es muy pronto para compartir las acciones que se realizarán en el sistema del Starliner”.

Además, Bridenstine recalcó que este no es el único proyecto dentro del Programa Comercial de Vuelos Tripulados de la agencia espacial estadounidense, ya que hay otra misión en marcha con la cápsula Crew Dragon, de SpaceX, para conseguir que los viajes comerciales con humanos “sean una realidad”.

Leave a Reply