Erdogan cree “infundadas” las palabras de Biden sobre el genocidio armenio

0
9
500448

ARMENIA GENOCIDIO

Ankara, 26 abr (EFE).- El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, rechazó este lunes como “incorrectas e infundadas” las palabras de su homólogo estadounidense, Joe Biden, que el sábado utilizó por primera vez el término “genocidio armenio” para recordar las matanzas de 1915 en el Imperio otomano.

“Biden ha hecho unas declaraciones incorrectas e infundadas sobre algo que pasó hace más de cien años. Esto nos entristece. Sabemos que lo ha hecho para la presión de grupos radicales armenios, pero esto no cambia el hecho de que perjudicará nuestras relaciones”, dijo Erdogan.

El presidente utilizó un lenguaje similar a los comunicados emitidos el sábado por el Ministerio de Exteriores turco y el domingo por el portavoz de Presidencia, Ibrahim Kalin, que habían pedido a Biden “rectificar” sus declaraciones.

“Espero que Estados Unidos corrija su error cuanto antes. Estos pasos no ayudan a la comunidad armenia. Queremos construir una buena relación de vecindad con Armenia, pero la decisión estadounidense lo estropea”, dijo el mandatario.

Erdogan enumeró los puntos conflictivos en la relación bilateral con EEUU –como la presencia del predicador islamista exiliado Fethullah Gülen en Pensilvania y el veto estadounidense a la venta de cazas F-35 a Turquía tras la compra turca del sistema antimisiles ruso S-400– y concluyó que “este último incidente ha empeorado todo y ha bajado el nivel de las relaciones estratégicas”.

“Discutiré todo esto con Biden cara a cara cuando nos veamos en junio. Le recuerdo que nos conocemos: me visitó en mi casa cuando yo estaba enfermo. ¿Cómo puede envenenar las relaciones con Turquía por los grupos de presión armenios?”, se preguntó Erdogan.

Durante su discurso, transmitido en directo en la cadena NTV, Erdogan explicó que la muerte de armenios se produjo en el contexto de la I Guerra Mundial y la lucha contra “bandas de delincuentes armenios” aliadas con las tropas rusas en la frontera oriental del Imperio otomano.

“Estas bandas armenias, que sumaban entre 150.000 y 300.000 personas, no luchaban contra el Ejército otomano o las milicias locales sino que mataban a ciudadanos desarmados, masacraron a un millón de turcos y kurdos”, afirmó el mandatario.

Erdogan reconoció la deportación de la población civil “a otras zonas del país”, pero matizó que de un total de 1,5 millones de armenios presentes en Anatolia, unos 150.000 pudieron morir mientras que el resto se exilió a Rusia o Irán.

“Pero si quieres hablar de genocidio, mírate al espejo. No hace falta que hable de los indios norteamericanos”, agregó el presidente turco, aunque subrayó también que el término genocidio “pertenece a la época posterior a 1946 y no se puede aplicar a hechos anteriores”.