Enviado de Michel para Georgia insta a un compromiso para acabar con la crisis

0
10
448320

GEORGIA UE

Tiflis, 12 mar (EFE).- El enviado especial del presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, para el diálogo en Georgia, Christian Danielsson, dijo hoy que ha llegado el momento de que el Gobierno y la oposición alcancen un compromiso para acabar con la crisis política en la que se encuentra el país.

“Nos preocupa que el país esté en un impás político”, señaló el diplomático sueco en una rueda de prensa en la misión de la Unión Europea (UE) en Tiflis, al comenzar hoy una visita de tres días a la capital georgiana para conversar con las autoridades y la oposición.

“Consideramos que es el momento de avanzar y alcanzar un compromiso”, señaló Danielsson, quien recalcó que su papel es facilitar el diálogo que relanzó el pasado día 1 Michel entre la oposición y el Gobierno durante su visita a Tiflis.

La crisis política en Georgia, que comenzó con la victoria del partido oficialista Sueño Georgiano en las últimas elecciones, calificadas de fraudulentas por la oposición, se recrudeció tras detención del líder opositor Nika Melia el 23 de febrero.

El año pasado hubo cuatro rondas de diálogo entre el Gobierno y la oposición con el apoyo de EEUU y la UE, pero debido al agravamiento de la crisis no hubo más encuentros hasta el relanzamiento de las conversaciones hace casi dos semanas por parte de Michel.

El presidente del Consejo Europeo dio de plazo hasta la próxima semana a las partes para encontrar una salida a la crisis, con vistas al sexto Consejo de Asociación UE-Georgia en Bruselas.

Danielsson, nombrado el pasado día 8 a título personal de Michel, mediará en el diálogo en colaboración con el embajador de la UE ante el país, Carl Hartzell, y la participación también de la embajadora de EEUU, Kelly Degnan.

“Trabajaremos muy duro y de manera fructífera para que nuestra mediación arroje resultados. Por ahora tengo que escuchar a todas las partes”, explicó el ex director general de Política de Vecindad y Negociaciones de Ampliación y por tanto conocedor de Georgia.

Danielsson ya se ha reunido con la presidenta georgiana, Salomé Zurabishvili, y el primer ministro de Georgia, Irakli Garibashvili, y este viernes también se entrevistará con representantes de la sociedad civil y líderes de partidos políticos.

La jefa de Estado sostuvo ante Danielsson que el proceso está avanzando en la dirección adecuada, aunque hay “intentos de generar tensión”, por lo que debe rebajarse la retórica y sentar a todas las partes a la mesa de negociación, según un comunicado de su oficina.

Garibashvili a su vez reiteró al enviado de Michel la disposición del Gobierno al diálogo político, orientado a resultados.

“Esperamos que este proceso se complete en poco tiempo y que el país comience una vida política normal. Tengo confianza en un diálogo positivo y una oposición constructiva”, agregó.

La crisis política en Georgia se desató tras las elecciones parlamentarias de octubre, calificadas de fraudulentas por la oposición y en las que el partido oficialista Sueño Georgiano obtuvo 90 de los 150 escaños que conforman el Parlamento.

De los 60 diputados elegidos por las formaciones opositoras, solo seis se han incorporado a las tareas del Legislativo, mientras que los 54 restantes participan en el boicot.

La crisis georgiana se agudizó a raíz de la reciente detención del líder del opositor Movimiento Nacional Unido (MNU), Nikanor Melia, acusado de organizar hace dos años graves disturbios en la capital del país, tras lo cual la oposición anunció protestas indefinidas ante el Parlamento.