Guatemala.- El cuerpo del niño guatemalteco Felipe Gómez Alonzo, quien falleció en Nochebuena bajo la custodia de la Patrulla Fronteriza estadounidense, aterrizó este viernes en Guatemala.

Felipe Gómez Alonzo, de 8 años, era oriundo de la aldea Yalambojoch (a unos 410 kilómetros de la capital), en el municipio de Nentón, ubicado en el departamento noroccidental de Huehuetenango, donde fue velado y enterrado a casi un mes de haber fallecido bajo custodia de la patrulla fronteriza.

Junto a su padre, Agustín (de 47 años), el menor fue detenido el pasado 18 de diciembre en El Paso, Texas, pero ambos habían sido trasladados a la estación migratoria de la Patrulla Fronteriza en Alamogordo.

Según el reporte de las autoridades estadounidenses, Felipe Gómez padecía supuestamente de una fiebre y un resfriado común, por lo que fue ingresado al centro asistencial la tarde del 24 de diciembre, de donde fue dado de alta 90 minutos después bajo receta médica.

Sin embargo, fue ingresado nuevamente por la noche al hospital donde falleció minutos antes de finalizar la Nochebuena.

SHARE

Leave a Reply