“En la vida todo es un reto”, afirma una galardonada científica panameña

0
11
685530

PANAMÁ CIENCIA

Ciudad de Panamá, 4 oct (EFE).- Dafni Mora, ingeniera mecánica, docente e investigadora científica en el área de energía y ambiente, campo en el que acaba de recibir un importante galardón, dijo a Efe que su máxima es que “en la vida todo es un reto”, independientemente de que se sea hombre o mujer.

Profesora a tiempo completo en la Facultad de Ingeniería Mecánica y Secretaria de Metas de la Universidad Tecnológica de Panamá (UTP), Mora dirige un proyecto de investigación sobre soluciones energéticas de bajo consumo en edificaciones que fue distinguido este año con el Premio Nacional L’Oreal – Unesco “Por las Mujeres en la Ciencia” 2021.

Además del Premio L’Oreal, por este trabajo y por su dedicación a la labor científica fue reconocida en febrero pasado por la compañía 3M en la primera edición de su iniciativa “25 Mujeres en la Ciencia Latinoamérica”, que valora a las científicas emergentes que por sus proyectos e historias -con impacto social- han contribuido a mejorar la vida de las personas en toda la región.

Si bien el Grupo de Investigación Energética y Confort en Edificaciones Bioclimáticas que adelanta el proyecto es liderado por Mora, la investigadora defiende que es un trabajo “muy en conjunto”, que desarrolla con su colega Miguel Chen, que lleva toda la parte técnica.

Es por ello que no vacila en decir que “es un premio compartido, que conlleva un trabajo en equipo más que nada, y el apoyo institucional”, de la Secretaría Nacional de Ciencia y Tecnología (Senacyt), que respalda la iniciativa del Premio Nacional L’Oreal, aunque admite que para ella es “un reto”.

“Realmente es un reto. Pienso que todo es un reto en esta vida desde que inicié con mi carrera universitaria y los diferentes aspectos que he emprendido”, afirmó.

La investigación científica “pienso que es un trabajo que podemos desarrollar de igual manera tanto los hombres como las mujeres”, dijo Mora, y resaltó en sentido que en el grupo trabaja hay una “gran cantidad de jóvenes, mujeres que están realizando ciencia con nosotros, y no hay límites para nosotras en estos aspectos”.

El premio, dotado de 10.000 dólares en efectivo, es un reconocimiento “importante” y un impulso a la investigación en ciencia, tecnología e ingeniería en la UTP, ya que, destacó, “una de nuestras principales funciones es la obtención de fondos para desarrollar los proyectos de investigación en vista de que somos una institución pública con limitaciones presupuestarias”.

INSPIRACIÓN Y VOCACIÓN

Mora, que se inició en el trabajo como investigadora científica en 2011 tras retomar sus estudios con una beca de la Senacyt para una maestría en Ciencias de la Ingeniería Mecánica, reveló que en su familia no tienen a ninguna otra persona que se haya dedicado a la ciencia. “Mi mamá es enfermera y mi padre ingeniero agrónomo”, dice.

Graduada precozmente de bachillerato a los 15 años de edad “sin tener una visión” de a qué quería dedicarse en la vida, fue allí precisamente que dio con su vocación guiada por un profesor de matemática de apellido Urriola.

“Y él (fue el que) me impulsó viendo mis capacidades en las áreas de matemática y física, a estudiar ingeniería ya que él es ingeniero civil”, recordó.

Es así que en 1998 culmina la Licenciatura en Ingeniería Mecánica en la Universidad Tecnológica de Panamá, y en 2017 el Doctorado en Ingeniería Civil e Industrial en la Universidad de Calabria, Italia.

EL PROYECTO

Con el proyecto de Mora para la creación de un Laboratorio Especializado en Soluciones Energéticas Pasivas y Confort en Edificaciones se pretende hacer evaluaciones de técnicas pasivas y de bajo consumo locales, para medir el rendimiento energético en estas construcciones mediante herramientas de simulación.

La intención es tantear soluciones para el más bajo consumo de energía eléctrica posible en edificaciones.

Las investigaciones están en fase preliminar que se estima tomará un año más, y otros dos para tener el laboratorio en un área de terreno de 50 a 60 metros cuadrados dentro de la UTP, para entonces hacer pruebas, dar servicios de consultoría y de auditorías energéticas, según Mora.

Estas auditorías “se realizan para precisamente reducir todos los consumos, y no solamente de electricidad, aquí estamos hablando también de consumo de agua, manejo de desechos (…) es una parte integral, el edificio tiene vida, todos los procesos que se dan dentro de un edificio son parte de lo que es el ahorro de energía”, remarcó.

Fabio Agrana

685530