Empresa de grupo brasileño en EEUU acuerda pagar a latina discriminada

0
7
510366

DISCRIMINACIÓN

Miami, 4 may (EFE News).- La empresa Wild Fork Foods, de la filial estadounidense del grupo brasileño JBS, acordó pagar 130.000 dólares para zanjar una demanda por discriminación racial hacia una hispana empleada en su oficina corporativa en Miami, informó este martes una agencia del Gobierno federal de EE.UU.

Según un comunicado de la Comisión para la Igualdad de Oportunidad de Empleo (EEOC), la demanda había sido presentada ante la Corte del Distrito Sur de Florida en nombre de una empleada que no identificó, pero, según medios locales de Miami, se llama Belén Estacio, es de origen venezolano y trabajó en Wild Fork Foods, una empresa de alimentos congelados, de junio a noviembre de 2018.

De acuerdo a EEOC, el ambiente de trabajo hostil basado en su origen nacional y su raza que padeció la empleada y las represalias que sufrió por quejarse, y que finalmente la obligaron a dejar el empleo, son contrarias a la ley de EE.UU.

Wild Fork Foods, englobada en el grupo JBS USA, fue demandada por EEOC bajo el Título VII de la Ley de Derechos Civiles de 1964, que prohíbe discriminar en base al origen de un empleado y tomar represalias contra él si plantea una queja formal.

Antes de interponer la demanda, EEOC trató de alcanzar un acuerdo con la compañía mediante un proceso de conciliación.

El acuerdo aprobado ahora por la jueza federal Kathleen Williams establece que la empresa no solo debe pagar 130.000 dólares, sino que deberá brindar al personal, gerentes y empleados formación especializada para manejar casos de discriminación racial e intimidación y dar a conocer a los trabajadores sus derechos y los procedimientos para formular quejas.

El acuerdo también obliga a Wild Fork Foods a proporcionar a EEOC información sobre cualquier queja por discriminación racial u origen que se produzca en la empresa y sobre las acciones tomadas en respuesta.

El fiscal regional de EEOC Robert Weisberg elogió a Wild Fork Foods por colaborar con la agencia federal para resolver la demanda y señaló que las obligaciones del acuerdo va a ser beneficioso para los trabajadores de la compañía.

El director de EEOC para el distrito de Miami, Paul Valenti, mencionó que es “un problema persistente” que las empresas no actúen de manera eficaz contra los ambientes de trabajo discriminatorios y hostiles.

“El compromiso de Wild Fork Foods para arreglar este problema al tomar medidas fuertes y afirmativas debería asegurar la igualdad de oportunidades para los empleados de todos los grupos étnicos”, señaló Valenti.