Elaine Thomson reina de la velocidad en un triplete jamaicano

0
8
613236

TOKIO 2020 ATLETISMO

Tokio, 31 jul (EFE).- La jamaicana Elaine Thompson-Herah retuvo su corona olímpica de 100 metros con la segunda mejor marca de la historia (10.61 segundos) al frente de un triplete jamaicano que completaron Shelly-Ann Fraser-Pryce (10.74) y Shericka Jackson (10.76)

La marfileña Mariee-Jose Ta Lou, que había deslumbrado en las rondas precedentes, terminó cuarta con 10.91.

En el ránking de todos los tiempos, Elaine Thompson-Herah sólo se inclina ya ante la estadounidense Florence Griffith, plusmarquista mundial con 10.49 desde hace 33 años.

Fraser-Pryce, que llegaba como la más rápida del mundo esta temporada (10.63) pese a sus 34 años, dominó tres cuartos de la carrera. Partió en 139 milésimas, frente a las 150 de la campeona, pero sucumbió ante el remate mortífero de la defensora del título.

A la hora suprema, la campeona volvió a serlo, negando a Fraser-Price un tercer oro olímpico en 100 metros que la hubiera convertido en la primera mujer triple campeona en una sola prueba.

Ese mismo objetivo todavía pueden alcanzarlo en Tokio la neozelandesa Valerie Adams en peso, la croata Sandra Perkovic en disco, la checa Barbora Spotakova en jabalina y la polaca Anita Wlodarczyk en martillo.

POLONIA Y DOMINICANA DOMINAN EL NUEVO 4X400 MIXTO

Polonia, con un cuarteto formado por Karol Zalewski, Natalia Kaczmarek, Justyna Swiety-Ersetic y Kajetan Duszynski consiguió el primer título olímpico de la historia en relevos mixtos 4×400 metros, una prueba de reciente introducción en el programa atlético, batiendo por 34 centésimas, con un crono de 3:09.87, a un aguerrido equipo dominicano que arrebató la plata a Estados Unidos en el último suspiro.

El conjunto dominicano, que había sido descalificado y luego recalificado en las series del viernes, lo formaron Lidio Andrés Feliz, Marileidy Paulino, Anabel Medina y Alexander Ogando.

Estados Unidos, con Trevor Stewart, Kendall Ellis, Kaylin Whitney y Vernon Norwood, hubo de inclinarse ante el furioso ataque de Ogando, que batió por una sola centésima al último relevista norteamericano.

DOBLETE SUECO EN LA JAULA DEL DISCO

Dos años después de proclamarse campeón del mundo en Doha, Daniel Stahl se convirtió, con un lanzamiento de 68,90 metros, en el primer atleta sueco que consigue el título olímpico de disco.

Stahl necesitó un segundo tiro para tomar el mando de la final olímpica, pero terminó batiendo con holgura a sus rivales. Su compatriota Simon Petterson logró la medalla de plata con 67,39 y el austríaco Lukas Weisshaidinger la de bronce con 67,07.

El nuevo campeón olímpico había llegado a Tokio con 12 victorias en 13 competiciones y una marca mundial dominante de 711.40.

Por la mañana, el cubano Juan Miguel Echevarría ejecutó su mejor salto del año, de 8,50 metros, y se clasificó automáticamente para la final de longitud, que se disputará el 2 de agosto por la mañana.

Con un salto semejante, Echevarría habría ganado los tres últimos títulos olímpicos, y como la marca de clasificación directa era de 8,15, el “canguro” cubano se fue inmediatamente a descansar.

Echevarría, de sólo 22 años, fue tercero hace dos años en los Mundiales de Doha y campeón panamericano en Lima. En 2018 había conquistado el título mundial en pista cubierta con un salto de 8,46 en Birmingham (Reino Unido).

José Antonio Diego

613236613236