El vicepresidente brasileño cancela un viaje al sur del país por la covid-19

0
8
357455

CORONAVIRUS BRASIL

Brasilia, 25 nov (EFE).- El vicepresidente brasileño, Hamilton Mourao, canceló un viaje que tenía previsto este mismo miércoles a la sureña ciudad de Criciúma, por la “situación sanitaria” generada por la pandemia de coronavirus, informaron fuentes oficiales.

Mourao era esperado en la Asociación Empresarial de esa ciudad del estado de Santa Catarina, pero según informó la Vicepresidencia en una nota oficial, ese evento así como su viaje fueron cancelados por el agravamiento de la pandemia registrado en los últimos días.

La Asociación Empresarial de Criciúma, así como la Alcaldía de esa ciudad, explicaron que la suspensión del evento y por ende del viaje de Mourao fue tomada “en conjunto” y por “prevención”, frente a un agravamiento de la crisis sanitaria.

Aún así, la suspensión del viaje supone el primer reconocimiento oficial de que la situación sanitaria ha empeorado en las últimas semanas, lo que para muchos especialistas es el aviso de que Brasil puede estar entrando en una segunda ola de la pandemia, sin haber superado la primera.

Brasil es uno de los países más afectados en el mundo por la pandemia, sólo por detrás de Estados Unidos y la India, y según el último balance oficial registra hasta ahora 170.115 fallecidos y 6,1 millones de casos.

En las últimas semanas, algunas de las ciudades más golpeadas por la pandemia en el país, como Sao Paulo y Río de Janeiro, informaron de un fuerte aumento de las tasas de ocupación de camas de terapia intensiva destinadas a pacientes de covid-19.

Al mismo tiempo, han vuelto a aumentar gradualmente las cifras diarias de muertos y contagiados, todo en medio de una casi total reapertura y retomada de las actividades económicas, que habían sido parcialmente suspendidas en los momentos más duros de la pandemia.

Este martes, el Imperial College de Londres, referencia mundial sobre el comportamiento de la pandemia, ha informado de que, en el caso de Brasil, la tasa de contagio está en alta desde hace semanas y ha alcanzado un nivel de 1,30, lo cual sugiere que la expansión del virus podría estar entrando otra vez en un cierto descontrol.

El Gobierno, sin embargo, ha negado la posibilidad de que el país esté viviendo una segunda ola e insiste en que los brasileños deben concentrarse en la recuperación de la economía, que por el impacto de la covid-19 se calcula que sufrirá este año una contracción en torno al 4,8 %.

El propio presidente Jair Bolsonaro, líder de una negacionista ultraderecha, calificó hace dos semanas a la segunda ola, que ya sufren Europa y otras regiones del mundo, como “conversinha”, una palabra que en portugués puede significar tanto rumor como mentira.

También se quejó públicamente de quienes “amedrentan” a la sociedad con una posible segunda ola de coronavirus y exigió a los brasileños que “no sean maricas” y entiendan que la enfermedad debe ser “enfrentada”, pues recuperar la economía es “vital”.

Leave a Reply