El último paso hacia Tokio

0
3
455224

BALONMANO PREOLÍMPICO

Llíria (Valencia), 18 mar (EFE).- La selección española femenina de balonmano tratará de dar el último paso hacia los Juegos de Tokio en el torneo preolímpico que arrancará este viernes en la localidad valenciana de Llíria y en el que las “Guerreras” intentarán lograr uno de los dos billetes en juego para la capital japonesa ante los equipos de Suecia y Argentina.

Un preolímpico que ha quedado condicionado por la baja de última hora de Senegal, que renunció la pasada semana a participar en el torneo, una ausencia que, como reconoció el seleccionador español Carlos Viver, si bien “beneficia” al resto de equipos participantes, también “reduce el margen de error”.

“Siendo sincero creo que es algo que nos beneficia a los tres equipos, porque nos acerca un poco más al objetivo, pero también reduce el margen de error, porque con que tengas un mal día se puede complicar muchísimo la clasificación”, señaló Viver en declaraciones a la Agencia EFE.

No obstante, las “Guerreras”, vigentes subcampeonas del mundo, no quieren que nada, ni nadie les aparte de la que sería su quinta participación, la tercera de manera consecutiva, en el torneo olímpico.

“Veo en los ojos de las jugadoras la ilusión por estar en los Juegos Olímpicos, incluso, en aquellas que ya han estado se nota esa ilusión. Afrontamos el preolímpico con la ilusión al 200 por ciento”, aseguró el preparador español.

Motivación a la que sumar los refuerzos que suponen el regreso al equipo, tras perderse el Campeonato de Europa disputado el pasado mes de diciembre, de la portera Darly Zoqbi y la pivote Eli Cesáreo.

Dos jugadoras que deberán reforzar el sistema defensivo del conjunto español, el pilar sobre el que se sustentan las opciones de clasificación de las “Guerreras”.

“Eli es una jugadora muy consistente defensivamente. Tiene unos desplazamientos y una contundencia que nos ayuda mucho en defensa. Además, en ataque es también una jugadora muy resolutiva”, explicó Viver a EFE.

Por contra, la selección española seguirá sin poder contar, tal y como ya ocurrió en el Europeo, con la lateral Alexandrina Barbosa, que se recupera de la rotura del ligamento cruzado de la rodilla izquierda que sufrió el pasado mes de noviembre.

Baja a la que se sumó la pasada semana la de la jugadora Carmen Campos, lo que deja a Ivet Musons, una de las cuatro novedades con respecto al Europeo, como la única lateral izquierdo en la lista de dieciocho jugadoras citadas para el preolímpico.

“Creo que tenemos cubierto ese puesto además de con Ivet con Nerea Pena, que puede pasar por ese lateral, y con Lara González, que también puede tener minutos en esa posición si fuera necesario”, indicó Viver.

En este sentido, el preparador español confía en poder contar con absoluta normalidad con Lara González, pese al “pequeño” esguince de tobillo que sufrió con su club antes de incorporarse a la concentración.

Mimbres con los que el conjunto español confía en poder superar este viernes (21:00) a Suecia, un viejo conocido de las “Guerreras”, que ya empataron con el equipo escandinavo tanto en el pasado Mundial (28-28) como en el último Europeo (23-23).

“Las dos últimas veces que hemos jugado con ellas han sido partidos muy igualados y creo que esta vez será igual. Tenemos que estar muy atentos a su defensa, que realmente es muy complicada, así como al lanzamiento exterior, sobre todo, de sus laterales izquierdos”, advirtió Viver.

Una selección sueca en la que ausente Bella Gulden, que puso fin a su carrera internacional tras el Europeo, destaca la presencia de la pivote Linn Blohm.

“Blohm es una jugadora de unas características que a nosotros nos hace mucho daño. Aparte de una muy buena defensora, en ataque es una jugadora que sabe ganar muy bien la posición, pero, sobre todo, es una jugadora que se asocia muy bien con las jugadoras de primera línea, lo que la hace todavía más peligrosa”, añadió el seleccionador español.

No obstante, ocurra lo que ocurra ante Suecia, las “Guerreras” se jugarán el billete a Tokio el domingo (19:30) ante Argentina, un equipo que pese a que teóricamente se encuentra un escalón por debajo de españolas y suecas, no ha dejado de crecer en los últimos años.

“Es un equipo que ha crecido en los últimos años. Además, cuenta con muchas jugadoras que se están formando y creciendo en Europa, sobre todo, en España, lo que les permite conocer perfectamente a las jugadoras que militan en nuestra Liga y los sistemas tácticos que se utilizan en España y eso las hace peligrosas. Va a ser un partido durísimo”, comentó Viver.

Dificultades que no deberían impedir a España sellar el billete para unos Juegos Olímpicos de Tokio, en los que las “Guerreras”, quieren demostrar que el subcampeonato del mundo conquistado en 2019 en Japón no es una casualidad.

Javier Villanueva