México.- Para Porfirio Muñoz Ledo, referente de la izquierda mexicana, el problema en la elección presidencial del 1 de julio no se centra precisamente en los comicios, sino en los delitos electorales previos a la votación.

“El triunfo de Andrés Manuel (López Obrador) es irreversible en términos electorales, matemáticos, de opinión pública nacional y desde luego de opinión internacional”, dijo el político y diplomático, de 84 años.

Asegura que la distancia entre López Obrador, candidato del izquierdista Movimiento Regeneración Nacional (Morena), y sus adversarios “se está acercando al 50 % de las preferencias y eso es muchísimo, además la diferencia durante meses, en lugar de bajar, ha ido subiendo y es de más de 20 puntos”.

“En cualquier lugar del mundo una distancia tal es un hecho histórico”, añade.

Para el excandidato presidencial del Partido Auténtico de la Revolución Mexicana (PARM) en 2000 su preocupación central es la etapa previa a la elección, particularmente en los que se refiere a delitos electorales.

Leave a Reply