El Tribunal Supremo cuestiona alegato de miedo creíble en dos casos de asilo

0
21
544198

INMIGRACIÓN

Los Ángeles, 1 jun (EFE News).- El Tribunal Supremo de Estados Unidos falló por unanimidad este martes en contra de dos decisiones de la Corte de Apelaciones del Noveno Circuito que asumían que el testimonio de los solicitantes de asilo eran creíbles porque los jueces de inmigración específicamente no dijeron lo contrario.

El máximo tribunal evaluó dos casos en que los inmigrantes habían evitado la deportación gracias a que el Noveno Circuito de Apelaciones, con sede en San Francisco, encontró su petición de miedo creíble como aceptada, ya que ni los jueces de inmigración de cada caso ni la Junta de Apelaciones de Inmigración (BIA) presentaron una conclusión adversa.

La pregunta en estos dos casos era qué debería hacer un tribunal federal de apelaciones si el juez de inmigración rechaza una solicitud de asilo y la BIA afirma la decisión del magistrado, pero ninguna de estas dos instancias aborda la credibilidad de la solicitud de asilo.

El juez Neil Gorsuch, nominado por el hoy expresidente Donald Trump, escribió en el fallo que “la decisión del Noveno Circuito no tiene un lugar adecuado en el análisis de un tribunal de revisión” en virtud de la Ley de Inmigración y Nacionalidad (INA), por lo que regresó los casos a la Corte de Apelaciones para que se revisaran los fallos.

La decisión, que fue respalda por todos los miembros del máximo tribunal, se refiere al caso del mexicano César Alcaraz-Enríquez, al que un juez de inmigración ordenó deportar tras ser condenado por violencia doméstica. Sin embargo, el inmigrante pidió permiso para permanecer en Estados Unidos porque temía ser perseguido en México.

El otro caso se refiere al del ciudadano chino Ming Dai, quien solicitó asilo en Estados Unidos alegando que era objetivo del Gobierno de China por violar la política de un solo hijo.

David Zimmer, abogado especializado en el Tribunal Supremo de la firma legal Goodwin, y que representa a Dai, advirtió a Efe que la decisión “no debería tener mucho impacto en la mayoría de los solicitantes de asilo” ante un juez de inmigración o la BIA.

Añadió que respaldan la decisión del máximo tribunal y que esta no cierra todos los caminos para su cliente, por lo que seguirán peleando la solicitud de asilo de Dai.

Por su parte, Dale L. Wilcox, director ejecutivo del grupo conservador Immigration Reform Law Institute (IRLI), dijo en un comunicado que “la presunción de credibilidad del Noveno Circuito es otro ejemplo de cómo algunos tribunales han debilitado la ley de inmigración al manipularla en favor de los extranjeros, incluidos los extranjeros criminales”.

El fallo de hoy fue el más reciente de una serie de decisiones de inmigración del Tribunal Supremo en que han mostrado unidad.

En abril pasado, Gorsuch encabezó una coalición inusual de jueces liberales y conservadores determinando que la disposición de la ley que facilita las deportaciones es demasiado “vaga” cuando define qué es un “crimen violento”, algo que hasta ahora permitía al Gobierno acelerar la expulsión de aquellos extranjeros condenados por un crimen.