El Tribunal Supremo birmano estudia el traspaso del caso contra Aung San Suu Kyi

0
14
570392

BIRMANIA GOLPE

Bangkok, 24 jun (EFE).- El Tribunal Supremo birmano celebró este jueves una vista para deliberar sobre el traspaso de un caso de presunta violación de secretos oficiales contra la líder de facto despuesta, Aung San Suu Kyi, desde Rangún a la capital, Naipyidó, informó hoy la defensa.

Khim Maung Zaw, uno de los abogados de la exmandataria, indicó a Efe que se trata de una vista preliminar antes del inicio del que sería el segundo juicio contra la nobel de la paz por el cargo de vulnerar supuestamente la Ley de Secretos Oficiales.

Se trata del cargo más grave presentado por las autoridades militares golpistas contra Suu Kyi, que se enfrenta a hasta 14 años de prisión si llega a ser declarada culpable.

La semana pasada comenzó el primer juicio contra la nobel de la paz por cinco cargos variopintos como la incitación a la agitación pública, la violación de las normas de la covid-19 y la importación ilegal de “walkie-talkies”.

También ha sido acusada por la Comision Anticorrupción de aceptar sobornos y abuso de poder, cargos que han sido categóricamente rechazados por sus abogados, como todos los demás.

Los militares, al mando del general golpista Min Aung Hlaing, detuvieron a Suu Kyi en Naipyidó el día que tomaron el poder en un golpe de Estado el pasado 1 de febrero y, desde entonces, la han mantenido bajo arresto en un lugar desconocido y prácticamente incomunicada.

Durante las primeras vistas preliminares ante el tribunal de Naipyidó, Suu Kyi compareció por teleconferencia y solo acudió en persona a la corte el pasado 24 de mayo.

Al menos 877 personas han muerto y más de 6.000, entre ellas Suu Kyi, han sido detenidas de forma arbitraria desde el golpe por las fuerzas de la junta militar que han usado armamento militar para reprimir violentamente protestas pacíficas.

Sin embargo, algunos manifestantes han optado por tomar las armas y han formado milicias civiles de defensa que se enfrentan al Ejército en una espiral de violencia.

Los militares justifican su alzamiento por un supuesto fraude en las elecciones legislativas del pasado noviembre, avaladas por la comunidad internacional y en las que el partido de Suu Kyi obtuvo una abrumadora mayoría. EFE

grc/ah