El Tribunal que juzga a Berlusconi pide una prueba pericial sobre su salud

0
5
655808

ITALIA BERLUSCONI

Roma, 8 ago (EFE).- El Tribunal del juicio al ex primer ministro italiano Silvio Berlusconi, de 84 años, por la acusación de sobornos a testigos en el caso “Ruby”, ha solicitado una prueba pericial para determinar el estado de salud del líder de Forza Italia (FI), que en las últimas semanas ha visitado el hospital en numerosas ocasiones.

Tras escuchar los argumentos de la fiscalía y la defensa, el Tribunal consideró que una prueba forense es “indispensable” para poder tomar “una decisión motivada y razonada” sobre la petición de aplazamiento por impedimento legítimo presentada por los abogados de Berlusconi, informaron hoy medios italianos.

Los jueces indicaron que nombrarán a un cardiólogo y un psiquiatra para llevar a cabo la pericia en la próxima audiencia, el 15 de septiembre.

La fiscalía ha pedido la continuidad del juicio, alegando que la situación médica de Berlusconi se enmarca en la “enfermedad de la vejez” y no es “tal como para obligar a 50 personas a posponer” el juicio.

La documentación médica “presenta un cuadro de enfermedad de la vejez, salpicada de una serie de patologías compatibles con la vejez. Si no estuviera respaldado por un sinfín de médicos y abogados de altísima autoridad, estaría aquí” en la sala del tribunal para ser juzgado, dijo la fiscal adjunta Tiziana Siciliano.

Previamente, la defensa del exdirigente aseguró que Berlusconi “necesita descanso absoluto” para evitar que aumenten sus problemas de salud, según los médicos, que no excluyen “una especie de cronización” de los episodios de fibrilación cardíaca que tuvo en los últimas semanas.

“Seguramente ha habido una mejora moderada en el período de verano”, pero también se han registrado “varios e importantes episodios sobre todo de fibrilación auricular, que son los que más preocupan en términos propios de estabilidad de las condiciones generales” y que “inevitablemente tienen repercusiones en el plano estrictamente jurídico”, dijo el abogado Federico Cecconi.

Berlusconi, que el año pasado superó el coronavirus, fue ingresado el pasado 26 de agosto en el hospital San Raffaele de Milán, donde ha estado hospitalizado en varias ocasiones durante este año, tras sufrir “un leve problema cardíaco que requirió un chequeo en y las pruebas a las que fue sometido tuvieron el resultado esperado”, indicó la televisión pública Rai.

El magnate, que estuvo hospitalizado en abril durante 24 días, arrastra problemas de salud desde hace tiempo pues estuvo ingresado algunos días en enero en un hospital en Mónaco por problemas cardíacos y en 2006 se le implantó un marcapasos.