El terrorista de París actuó solo, según la Fiscalía francesa

0
36
288483

FRANCIA TERRORISMO

París, 29 sep (EFE).- El autor confeso del atentado del pasado viernes en París en que dos personas resultaron heridas de gravedad junto a la antigua sede de “Charlie Hebdo” actuó solo, según se desprende del análisis de las pruebas recopiladas hasta ahora por los investigadores.

Esta es una de las conclusiones que presentó hoy el responsable de la Fiscalía Nacional Antiterrorista (PNA), Jean-François Ricard, quien señaló en conferencia de prensa que el joven paquistaní les mintió inicialmente sobre su verdadera identidad y sobre su edad.

Ricard anunció que el detenido comparecerá esta tarde ante un magistrado instructor con vistas a su imputación.

La PNA, que abrió la investigación judicial el mismo viernes por los cargos de tentativa de asesinato terrorista y pertenencia a una organización terrorista criminal, pedirá su ingreso en prisión.

Según reconoció hoy ante los policías que lo han interrogado, el presunto terrorista en realidad tiene 25 años y no 18, y se llama Zaheer Hassan Mehmood y no Hassan Ali como había afirmado tras ser detenido apenas una hora después de su agresión con un cuchillo de carnicero.

Los investigadores descubrieron la verdadera identidad del agresor al encontrar en su teléfono móvil la foto de un documento en el que aparecía ese nombre.

El análisis de su móvil, que estaba en el piso donde vivía en Pantin, una ciudad limítrofe con París, también les permitió dar con un vídeo-manifiesto -que había grabado y colgado en internet unas horas antes del ataque- en el que se justificaba.

Actuaba, según explicaba en el vídeo, por la nueva publicación por parte “Charlie Hebdo” de las controvertidas caricaturas satíricas del profeta Mahoma, coincidiendo con el inicio del juicio por el atentado contra la revista en enero de 2015 a principios de mes.

En la grabación no se vinculaba a ninguna organización terrorista, pero se sabe que en los últimos días había visionado vídeos de una asociación integrista paquistaní que había convocado manifestaciones en ese país contra la nueva publicación de las caricaturas de Mahoma.

NINGÚN OTRO DETENIDO

Ricard señaló que todas las personas de su entorno que habían sido arrestadas para evaluar si habían tenido algún grado de complicidad con el autor del ataque han quedado en libertad sin cargos.

Además, en las imágenes de vídeo-vigilancia que se han recuperado en tiendas y en la calle el día del atentado se le ve solo. Tampoco hay signos de que fijara su objetivo e hiciera con otras personas las visitas al lugar de los hechos en los días previos.

En la mañana del viernes, fue al que creía -por error- que seguía siendo el edificio de la redacción de “Charlie Hebo” (el semanario se mudó tras el atentado de 2015) y atacó a dos personas que habían salido de él porque supuso que trabajaban para la publicación.

En realidad eran dos periodistas de una agencia de producción de televisión que está ubicada en ese mismo inmueble.

La agresión con el cuchillo de carnicero que llevaba fue “de una extrema violencia” y duró de 15 a 30 segundos, contó Ricard. Tanto la mujer como el hombre sufrieron cortes pero también fracturas en la cabeza. El hombre fue el que resultó más gravemente herido y se estima que tendrá que estar de baja tres meses.

El autor dejó en el lugar del ataque una bolsa con un martillo, con el que pretendía entrar a Charlie Hebdo, y disolvente de pintura, para incendiar las oficinas, detalló el fiscal.

De acuerdo con su relato, el presunto terrorista salió de Pakistán en marzo de 2018 y, a través de Italia, llegó en el verano de ese año a Francia, donde declaró ser menor y fue atendido como tal por los servicios sociales (que entre otras cosas le dieron alojamiento) hasta su teórica mayoría de edad el pasado mes de agosto.