Miami.- El escultor californiano David Best trabaja contrarreloj para que su instalación “El templo del tiempo”, de 35 pies de altura, pueda servir como lugar de reflexión en el primer aniversario del tiroteo que acabó con la vida de 17 personas en una escuela secundaria de Parkland (Florida).

Como otras obras de Best, este templo sin dios ni religión está hecho de restos de las planchas de madera reciclada que se usan en diversas industrias y acabará siendo pasto de las llamas.

Desde fines de enero Best trabaja con ayuda de su propio equipo y de voluntarios en un terreno junto a lo que fue el Ayuntamiento de Coral Springs, a 3.5 millas de la escuela Marjory Stoneman Douglas, tristemente famosa por el tiroteo del 14 de febrero de 2018.

“El templo del tiempo” es una de las cinco instalaciones de gran formato que forman el proyecto “Inspiring Community Healing After Gun Violence: The Power of Art” (El poder del arte: inspirar una cura para la comunidad después de la violencia de las armas).

SHARE

Leave a Reply