El Teatro Cervantes de Londres vuelve a subir el telón tras 15 meses cerrado

0
8
560785

R.UNIDO TEATRO

Londres, 15 jun (EFE).- El público volvió a desfilar este martes entre las butacas del Teatro Cervantes de Londres, tras más de quince meses de cerrojazo por la pandemia, para dirigir la mirada al pasado de la mano de la comedia dramática “¡Ay Carmela”.

Ante alrededor de una treintena de personas y con las restricciones por la covid-19 todavía en pie, el teatro presencial regresó al Cervantes, el único establecimiento de este tipo que programa obras en español en la capital británica.

“Ha sido una época muy complicada, evidentemente para todo el mundo y para el sector cultural también”, dijo a Efe la directora de la producción y cofundadora del Teatro Cervantes, Paula Paz.

Paz explicó cómo han tenido que adaptarse para permanecer en contacto con el público gracias a lecturas dramatizadas en formato digital, colgando sus producciones online y difundiendo vídeos de sus trabajos durante los largos meses del confinamiento.

UN CLÁSICO PARA LA REAPERTURA

Finalmente este martes, después de 15 meses, el Cervantes volvió a abrir sus puertas al público, de la mano de un clásico moderno.

La obra de José Sanchis Sinisterra vertió sobre el escenario una elegía de la Guerra Civil española que conmovió a los presentes con la historia de dos artistas itinerantes, Carmela y Paulino, atrapados en la zona nacional y obligados a actuar para las tropas de Franco y para prisioneros de las Brigadas Internacionales en Belchite (Aragón).

Tres décadas después de su estreno, “¡Ay Carmela!” –representada en español– presume de vigencia, vestida como homenaje a la memoria histórica, e invita al público londinense a abrazar tiempos pretéritos para no abandonar en el olvido uno de los episodios más sórdidos del ayer español.

“Es una obra que perdura y que trasciende sobre todo; no importa el país en el que se represente o el idioma en el que se represente, toca y conmueve al espectador”, aseguró a Efe Paz.

Paz sonríe al recordar cómo el mismo Sanchis Sinisterra, que escribió la historia para el cincuenta aniversario de la Guerra Civil, “salió muy contento” de ver un par de funciones de la obra –una en inglés, otra en español– en 2018, cuando la sala estrenó la adaptación, una década después de que “¡Ay Carmela!” debutara en Londres en una representación especial en el teatro Shaw, coincidiendo con los setenta años de la contienda.

La obra regresa ahora al Cervantes Theatre para “ayudar a hacer memoria” desde tierras inglesas, aun a merced del avance de la variante Delta, lo que ha evitado que se culminase la desescalada, como estaba previsto por el Gobierno, el próximo lunes.

EL WEST END LANZA UN “SOS”

Tras la decisión este lunes del Ejecutivo de Boris Johnson de atrasar la última fase del desconfinamiento del 21 de junio al 19 de julio, el sector teatral británico dio un golpe sobre la mesa para alertar de que este aplazamiento pone en jaque su futuro.

“Instamos al Gobierno a considerar un mayor apoyo para las organizaciones de teatro afectadas, ofreciendo un plan de seguro personalizado”, reclamó en un comunicado la Society of London Theatre.

Andrew Lloyd Webber, reconocido compositor de musicales y propietario de varias salas en el Reino Unido, se sumó a la protesta y declaró a los medios que reabrirá sus teatros en el barrio londinense del West End, aunque ello suponga ser detenido por quebrantar la ley.

Theatres Trust alertó, por su parte, que las salas que sí que se han aventurado a reabrir con aforo limitado, como el Cervantes, afrontan pérdidas “insostenibles” si el Gobierno no distribuye “rápidamente” los 408 millones de libras (unos 474 millones de euros) que se comprometió a añadir a los Fondos para la Recuperación de la Cultura para ayudar a más de 2.700 entidades culturales.