El Supremo indio suspende las leyes que desataron las protestas de campesinos

0
4
390928

INDIA PROTESTAS

Nueva Delhi, 12 ene (EFE).- El Tribunal Supremo de la India ordenó este martes la suspensión, hasta nuevo aviso, de tres leyes impulsadas por el Gobierno para la liberalización del comercio agrícola, y que desencadenaron las protestas de miles de campesinos que desde hace 47 días acampan a las puertas de Nueva Delhi.

“Vamos a suspender la implementación de las tres leyes agrícolas hasta nueva orden”, decidió hoy el máximo órgano judicial indio, que acordó además la conformación de un comité bajo su tutela para revisar el contenido de las normas.

La decisión de los jueces intenta desbloquear semanas de fallidas negociaciones entre los manifestantes, que exigen la derogación de las leyes consideradas anticampesinas; y el Gobierno, que ha pedido a la justicia declarar ilegal la protesta que desde el pasado 26 de noviembre bloquea varias de las entradas a la capital.

El propósito del comité, que lo conformarán expertos en materia agraria, será dirimir las diferencias sobre el alcance de la legislación, escuchar a las partes, y dar orientación a los jueces sobre una decisión definitiva sobre las leyes.

Los agricultores dieron la bienvenida a la decisión, aunque aseguraron que esto no detendrá sus reivindicaciones.

“Damos la bienvenida a la suspensión, pero eso no es lo que buscamos, por lo que nuestro movimiento continuará”, dijo en una rueda de prensa Yogendra Yadav, uno de los principales líderes campesinos en las protestas.

Yadav adelantó que, aunque no se oponen a la propuesta del Supremo, no participarán en el comité y que la próxima ronda con el Gobierno se celebrará el viernes.

Las tres leyes que desataron la ira campesina abren el comercio de la agricultura al libre mercado, suprimiendo los precios mínimos de venta, por lo que ahora los agricultores deberán negociar los precios con las empresas dentro de la cadena de distribución.

La ley además establece la producción por contrato, con lo que el agricultor y el comprador acuerdan por escrito la negociación antes de la siembra.

El Gobierno ha defendido la reforma asegurando que esto permitirá al agricultor negociar en sus propios términos, pero los campesinos consideran que la ley les deja desamparados en mano de las grandes empresas.

Aunque el Gobierno ha dicho que está dispuesto a revisar los puntos de las leyes que más preocupan a los campesinos, estos se han negado a avanzar en las negociaciones si no se acepta su único reclamo: la derogación de las leyes.

390928

Leave a Reply