El RNI se consolida como primera fuerza también en los municipios de Marruecos

0
10
658636

MARRUECOS ELECCIONES

Rabat, 10 sep (EFE).- El partido Agrupación Nacional de Independientes (RNI, en sus siglas en francés) se ha consolidado como primera nueva fuerza política de Marruecos después de arrasar también en las elecciones regionales y municipales celebradas este miércoles, al obtener alrededor de un tercio del total de escaños.

Según los primeros datos de resultados de las elecciones regionales y locales comunicados por el Ministerio del Interior, el islamista Partido Justicia y Desarrollo (PJD), que dirige el Gobierno saliente y que ha dominado la escena política en la última década, ha quedado en octavo lugar, el mismo puesto que ha obtenido en las elecciones legislativas.

En estas últimas elecciones, celebradas junto a las regionales y locales, el RNI ha dado un salto del cuarto al primer puesto y obtenido 102 escaños (alrededor de 26 %), mientras que el PJD se ha quedado con 13 (3 %), frente a los 125 (31,6 %) que obtuvo en 2016, en base a los datos ofrecidos por Interior con un cien por cien del voto escrutado, que dan cinco escaños más al RNI en comparación con los primeros datos comunicados en la madrugada de ayer.

El RNI ha conseguido además 9.995 de los alrededor de 31.000 concejales en los ayuntamientos del país, así como 196 de los 678 asientos que componen los 12 gobiernos regionales en Marruecos, frente a los 777 y 18, respectivamente, ganados por el PJD.

En las anteriores elecciones legislativas de 2016, el RNI (centrista) consiguió 37 escaños en la Cámara de Representantes de un total de 395 asientos (el 9 %), y en las locales de 2015 obtuvo casi un 14 % de los concejales y 90 escaños en los gobiernos regionales.

Según los resultados actualizados de las elecciones generales, al RNI le sigue en segundo lugar el liberal Partido Autenticidad y Modernidad (PAM), que ha obtenido 86 asientos parlamentarios, y el nacionalista e histórico Partido Istiqlal (PI), con 81, muy lejos de la cuarta fuerza más votada, el histórico partido de izquierdas Unión Socialista de Fuerzas Populares (USFP), con 35.

En las municipales, las formaciones RNI, PAM, PI y USFP han sido, por este orden, las más votadas, y en las regionales el PI ha quedado en segundo lugar, con el PAM en tercero. Se trata de resultados muy parecidos a los de las legislativas y en las tres elecciones el gobernante PJD ha quedado relegado a la octava posición.

Estos nuevos resultados implican que los islamistas perderán sus principales alcaldías en las ciudades de Rabat, Salé, Tanger, Kenitra, Meknés, Marrakech y Agadir.

Ante esa situación, los miembros de la ejecutiva del PJD, incluido el presidente del gobierno saliente, Saadedín el Otmani, anunciaron ayer su dimisión tras su derrota electoral y anunciaron que el partido pasará a la oposición.

Asimismo, el partido denunció “irregularidades” que marcaron el proceso electoral, como el “uso masivo” de dinero para influir en la voluntad de los votantes y las “presiones” ejercidas por “adversarios y algunos representantes de las autoridades” para impedir que miembros del partido presenten su candidatura.

Mientras que el líder del RNI, el magnate de petróleo Aziz Ajanuch, aseguró ayer en una rueda de prensa tras conocer los resultados preliminares que su victoria es “la expresión clara de la voluntad del pueblo para el cambio”.