Sánchez pide “unión y diálogo” para superar “el último tramo” de la pandemia

0
25
492598

CUMBRE IBEROAMERICANA

Andorra la Vella (Andorra), 20 abr (EFE).- El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, abogó este martes por actuar desde “la unión, el diálogo y el acuerdo”, como han hecho empresarios y sindicatos, para superar “el último tramo” de la pandemia, al mostrarse convencido de que se está ante “el principio del fin”.

Sánchez intervino en la sesión de clausura del foro empresarial que sirve de prólogo a la XXVII Cumbre Iberoamericana que va a tener lugar en Andorra mañana en formato semipresencial.

Para el jefe del Ejecutivo, una de las lecciones que deja la pandemia es que “la política sola, la empresa sola o la ciencia sola no pueden hacer nada”, al ser “fundamental la unión, el diálogo y el acuerdo”.

Ante los directivos presentes en el acto celebrado en el Centro de Congresos de Andorra la Vella, Sánchez puso como ejemplo “el sentido de responsabilidad” demostrado en España por empresarios y sindicatos y plasmado en diferentes acuerdos, como el de los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE), que llegaron a proteger a 3,6 millones de trabajadores.

“Han antepuesto el interés general y una visión de corto y medio plazo a cualquier otra consideración”, elogió el presidente.

Sánchez garantizó que el apoyo del Estado a las empresas y empleados para afrontar el que consideró “el esperado último tramo” de la crisis sanitaria con medidas como los 11.000 millones de euros de ayudas a sectores como la hostelería y el turismo, acordada hace pocas semanas.

Un paquete de ayuda para, según Sánchez, “trasladar el mensaje de que ya se está en el principio del fin” tras superar las fases de “resistencia y reactivación”.

Para remontar la crisis económica, el jefe del Ejecutivo consideró esencial que los gobiernos sean “muy reformistas” y hagan una apuesta firme por la transición energética en sectores como el de la automoción.

Otro de los elementos centrales de la recuperación, apuntó, será la internacionalización de la actividad económica, como ocurrió en la crisis de 2008.

Para ello, animó a dar “el empujón definitivo” a los acuerdos comerciales entre la UE e Iberoamérica, como el de Mercosur, el de México o el de Chile.

“No se me ocurre mejor liderazgo que el portugués para poder culminar algunos de estos acuerdos”, añadió Sánchez al referirse a la presidencia portuguesa de la UE en este semestre.

En la charla, además de Sánchez, participaron los otros mandatarios que asisten de forma presencial a la cumbre de Andorra, como el presidente de Portugal, Marcelo Rebelo de Sousa, y el primer ministro, António Costa; los mandatarios de Guatemala, Alejandro Giammattei, y de la República Dominicana, Luis Abinader, así como el jefe de Gobierno de Andora, Xavier Espot.

Felipe VI cerró el acto con los empresarios, moderado por la secretaria general iberoamericana, Rebeca Grynspan.

En la cita del país pirenaico, el resto de líderes iberoamericanos intervendrá de forma telemática en la sesión plenaria de mañana, miércoles.

Sánchez valoró que se pueda celebrar la cumbre, aunque sea de manera híbrida, porque -prosiguió- otra de las lecciones que deja la pandemia es que “hay que fortalecer todos los mecanismos de concertación multilateral”.

“Hay muy pocos foros donde nos podemos juntar todos. Hay que concertar y aunar muchísimos esfuerzos”, enfatizó.

En su intervención, admitió que la decisión más difícil desde que asumió la presidencia del Gobierno en junio de 2018 fue el confinamiento total decretado hace un año tras el estallido de la pandemia.

“Ningún gobierno, salvo una guerra, está preparado para afrontar un desafío de esta envergadura, porque tampoco la ciencia conocía ni el origen ni la capacidad de propagación o letalidad del virus”, reflexionó Sánchez.