El resto de la UE urge a Hungría y Polonia a levantar su veto al presupuesto

0
7
348248

UE PRESUPUESTO

Bruselas, 17 nov (EFE).- El resto de países de la Unión Europea y la Comisión Europea llamaron este martes a Hungría y Polonia a retirar su veto al presupuesto comunitario para 2021-2027, una negativa a las cuentas que ha dejado en el aire las ayudas europeas para la recuperación y agitado el debate sobre el Estado de Derecho.

“No es el momento de vetos, sino de actuar rápido y en espíritu de solidaridad. Nuestros pueblos pagarán un precio muy alto por el bloqueo”, advirtió el secretario de Estado para Europa de Alemania, Michael Roth, quien pidió “responsabilidad” a Budapest y Varsovia y les recordó que “todos los Estados” se beneficiarán del plan.

Los ministros y titulares de Asuntos Europeos de los Veintisiete abordaron en una videoconferencia el “impás” en la negociación presupuestaria después de que ayer Budapest y Varsovia rechazasen aprobar el marco financiero plurianual para 2021-2027 y la decisión sobre los recursos propios que alimentan ese presupuesto.

Ambos Gobiernos cumplieron con su amenaza de vetar el acuerdo alcanzado con la Eurocámara sobre estos puntos (que necesitan luz verde por unanimidad) por su descontento con el nuevo mecanismo, que permitirá suspender los fondos europeos a un país si viola el Estado de Derecho, un sistema que sí fue aprobado ayer porque solo requería mayoría cualificada.

El bloqueo podría retrasar más allá del 1 de enero 2021 la entrada en vigor del presupuesto de casi 1,1 billones de euros y del Fondo de Recuperación de 750.000 millones, ya que este no puede empezar a funcionar sin que se apruebe la decisión de recursos propios.

ADVERTENCIA DE LOS SOCIOS

Durante el debate en el Consejo de hoy, Hungría y Polonia se reafirmaron en su postura, mientras que el resto de socios les urgieron a aprobar el plan, recordaron que pactarlo ha exigido concesiones por parte de todos y les advirtieron de las consecuencias políticas de bloquearlo.

“Quienquiera que bloquee el proceso de ratificación de este paquete cuidadosamente elaborado tendrá que asumir una gran responsabilidad frente a otros Estados de la UE y a todos los ciudadanos europeos”, dijo el embajador España ante la UE, Pablo García Berdoy.

“Si todos los Estados dicen que respetan el Estado de Derecho, ¿por qué están asustados de la condicionalidad de Estado de Derecho”, se preguntó el ministro de Asuntos Europeos italiano, Vincenzo Amendola, cuya intervención fue replicada por otros países.

HUNGRÍA Y POLONIA NO CEDEN

Del otro lado, la ministra de Justicia húngara, Judit Varga, afirmó que este mecanismo, “unido al sesgo de la Comisión Europea”, es un “modo fácil de sancionar a un país sobre una base ideológica” y añadió que las medidas previstas son “arbitrarias” y no hay “garantías”.

“No queremos vivir nunca más en un sistema político en el que uno puede ser sancionado por motivos ideológicos, sin haber violado ninguna regla”, dijo.

Unas declaraciones a las que Roth, cuyo país preside este semestre el Consejo de la UE, respondió recordando que “el Estado de Derecho no es una ideología”, sino una serie de valores recogidos en los tratados europeos y vinculantes para todos los socios.

“Poner a la UE al mismo nivel que regímenes autoritarios y dictaduras es totalmente inaceptable”, apostilló.

El ministro de Asuntos Europeos polaco, Konrad Szymanski, dijo que apoyan el presupuesto desde el punto de vista financiero, pero el problema es la “falta de certeza legal” sobre el mecanismo de Estado de Derecho y pidió un “compromiso mejor” para sellar el acuerdo.

LA COMISIÓN OFRECE GARANTÍAS

Tanto Hungría como Polonia han sido expedientados por Bruselas por sus problemas con el Estado de Derecho y sus derrapes han alentado precisamente la creación de nuevas herramientas para vigilar la situación de principios como la independencia judicial o la separación de poderes en la UE.

El comisario de Presupuestos, Johannes Hahn, descartó cualquier duda sobre la objetividad del Ejecutivo comunitario, asegurando que el nuevo mecanismo para condicionar los fondos “garantiza un trato justo e igualitario de todos los Estados miembros y la total revisión judicial”.

Hahn pidió aprobar sin demora el acuerdo y recordó el impacto “económico” que tendría un fracaso, subrayando que la UE afrontará, por ejemplo, la competencia de la recién creada zona de libre comercio en Asia-Pacífico.

“Deberíamos ver el panorama en su conjunto. La segunda ola implica que no podemos perder ni un minuto”, dijo.

El secretario de Estado alemán aseguro que su país trabajará “24 horas, 7 días a la semana” para encontrar una solución a la que urgen también desde la Eurocámara.

“No podemos ceder al chantaje de Polonia y Hungría”, dijo a Efe la eurodiputada socialista Eider Gardiazábal, ponente de la regulación del Fondo de Recuperación.

Aunque aún no es posible anticipar si el veto tendrá implicaciones para el calendario del Fondo, en la Eurocámara esperan que se solucione “cuanto antes” para que el dinero llegue a dónde hace falta, añadió.

Leave a Reply