El resfriado común, inesperado aliado contra la covid-19, dice especialista

0
8
511468

CORONAVIRUS

Cleveland (OH), 5 may (EFE News).- Los niños que se enferman entre una y cuatro veces al año con resfriados comunes o algún tipo de síndrome respiratorio están creando sistemas inmunitarios más fuertes que los ayudarán a contrarrestar virus como el de la covid-19, según el cirujano otorrinolaringólogo Shawn Nasseri.

“Se espera que un niño se enferme de tres a cuatro veces al año y no es del todo malo, porque ayuda al sistema inmunitario a combatir infecciones y prepararse para cuando lleguen infecciones más severas”, dijo el especialista a Efe.

Según Nasseri, quien posee más de 20 años de práctica en la medicina en California, cuando el sistema inmunitario en los niños se expone a diferentes enfermedades, comenzará a crear memoria y a prepararse para estar más fuerte aunque esto no será compatible con niños que se enfermen una vez cada mes.

Sin embargo, “el tiempo que los niños estuvieron fuera del aula escolar tomando clases en línea, no permitió que se expusieran” a ciertas enfermedades comunes o de temporada como en tiempos fuera de la pandemia.

Aún así, Nasseri señala que un sistema inmunitario fortalecido en los niños está relacionado a una cantidad más baja de casos de la covid-19 y recordó que la influenza es otro de los virus que puede afectar gravemente a los niños.

“Es importante que los padres puedan entender la diferencia entre ambos y tomar las mejores decisiones con sus hijos”, señaló Nasseri.

Tanto la covid-19 como la influenza causan enfermedades respiratorias que se presentan como una amplia gama síntomas y ambas se transmiten de la misma forma, por lo que las mismas medidas de salud pública, como lavado de manos y ahora con la covid-19 el uso de mascarillas, son beneficiosas para prevenir infecciones.

Por otro parte, Nasseri ofreció una serie de recomendaciones a los padres para que puedan tomar la mejor decisión a la hora de acudir o no a una sala de emergencias en el caso de que su hijo se enferme.

“Los padres deben estar alerta a los siguientes síntomas en sus hijos cuando se enferman para determinar si es necesario o no acudir a una sala de emergencia. Si tiene fiebre de 101.5 por tres días, si no está dispuesto a comer o tomar líquidos, si todavía usa pañal y el pañal no está mojado o no está evacuando, estas pueden ser señales de deshidratación que hay que considerar”, dijo el experto.

De igual forma, el experto instó a los padres a vacunarse.

“Imploro a los padres que, si quieren proteger a sus niños, es importante vacunarse”, dijo el especialista, que recordó que es más fácil que un adulto contagie a un menor que no en sentido contrario, especialmente con las “nuevas variantes” de la covid-19.