El reo de EEUU que se libró de la inyección letal con el apoyo de famosos

0
5
739319

EEUU PENA DE MUERTE

Washington, 18 nov (EFE).- Su nombre podría haberse convertido en una estadística más en los registros de pena de muerte en EE.UU., pero este jueves Julius Jones, un reo de raza negra acusado de homicidio, no fue ejecutado en el estado de Oklahoma y su condena fue conmutada in extremis por cadena perpetua.

La medida llegó tras una gesta que atrajo a celebridades y a miles de personas -6,5 millones de firmantes en la plataforma Change.org, entre otros- que respaldaron su petición de clemencia.

El gobernador de Oklahoma, Kevin Stitt, emitió este jueves una orden ejecutiva por la que se conmuta la pena de muerte por la perpetua, aunque vetó la posibilidad de que logre la libertad condicional ni de que se le conceda ningún otro perdón o beneficio de este tipo.

¿QUIÉN ES JULIUS JONES?

Jones, ahora de 41 años, fue arrestado a sus 19 años por el asesinato a tiros, el 28 de julio de 1999, del empresario Paul Howell, durante el robo de un vehículo en Edmond, una población vecina a Oklahoma City.

El joven, entonces beneficiario de una beca de la Universidad de Oklahoma, fue acusado y condenado a la pena capital, lo que lo ha mantenido durante más de dos décadas en el corredor de la muerte.

El caso de Jones logró notoriedad en Estados Unidos gracias a “The Last Defense”, una serie emitida por la cadena ABC que buscaba sacar a la luz las fallas en la justicia estadounidense y contó entre sus productores con la actriz Viola Davis.

A lo largo de tres capítulos emitidos en julio de 2018, se narró la historia de Jones, quien lleva años insistiendo en su inocencia.

PROCESO CUESTIONADO

“Justice For Julius” (Justicia para Julius) se convirtió en una causa que abrazaron familiares y activistas que han cuestionado el proceso contra Jones.

Entre las objeciones descritas por su defensa en la petición de indulto y en la plataforma Change.org destacan, entre otras, que existen testigos presenciales que señalan que Jones se encontraba en la casa de sus padres, es decir, a “millas de distancia” del lugar en el momento del asesinato.

Además, indican que otro acusado por el asesinato, Christopher Jordan, presuntamente “admitió estar involucrado en el delito” y ahora está en libertad tras pasar quince años en la cárcel.

Billy Bock, abogado de Jordan, declaró a ABC News que su cliente mantiene que su papel fue ser “cómplice” de Jones y niega haber confesado a “nadie” su supuesta culpabilidad.

Otro de los alegatos de quienes respaldan a Jones es que al menos un miembro del jurado tenía “prejuicios raciales” y que sus abogados defensores “inexpertos, con exceso de trabajo” y “escasos recursos”.

KIM KARDASHIAN, ALIADA

Una de las voces que se han alzado a favor de Jones es la de Kim Kardashian, quien se ha referido a su caso en su cuenta de Twitter.

En el pasado, Kardashian ha expresado a sus millones de seguidores su preocupación por la situación de este hombre, e incluso les ha animado a interceder ante la Junta de Indultos y Libertad Condicional del Oklahoma y ante el gobernador de ese estado.

“Estoy muy agradecida con todos los que usaron su voz y ayudaron a salvar la vida de Julius hoy. Gracias a la junta de libertad condicional y al gobernador Stitt”, escribió la celebridad este jueves en la red social.

Además, Kim Kardashian ha criticado en Twitter la “fría maquinaria de la pena de muerte en Estados Unidos”.

¿QUÉ DICE LA FAMILIA DE LA VÍCTIMA?

Por contra, la familia de la víctima ha calificado de equivocadas las opiniones en torno al caso.

“Quieren que la gente crea que Julius Jones es completamente inocente, a pesar de la abrumadora cantidad de pruebas en su contra”, ha declarado Rachel, hija del empresario asesinado, a la cadena de televisión CNN.

La mujer incluso pidió a la Junta de Indultos y Libertad Condicional de Oklahoma tomar una “decisión justa e imparcial”, aunque finalmente esta instancia recomendó el pasado 1 de noviembre al gobernador de Oklahoma que indultara a Jones.

Laura Barros