El Real Madrid levanta el vuelo entre luces y sombras

0
16
790052

FÚTBOL LALIGA SANTANDER

Madrid, 8 dic (EFE).- El Real Madrid, con sendos dobletes de Karim Benzema y Vinicius, se reencontró con la victoria en LaLiga Santander al imponerse por 4-1 al Valencia, lo que obliga al Sevilla, su perseguidor, a no fallar este domingo contra el Getafe si no quiere que la ventaja del líder vuelva a ampliarse.

Con esta victoria, el Real Madrid encara la Supercopa de España (se enfrentará el miércoles al Barcelona en semifinales) en cabeza de la tabla con ocho puntos de ventaja sobre el Sevilla, que, no obstante tiene dos partidos menos. El Betis, tercero, está a dieciséis; y el Atlético de Madrid, defensor del título, que se enfrentará al Villarreal este domingo, y el cuadro azulgrana a diecisiete.

Sacó adelante el partido el conjunto del italiano Carlo Ancelotti acompañado por la polémica generada por el penalti decretado por el colegiado Alejandro Hernández Hernández por una acción del paraguayo Omar Alderete ante el brasileño Casemiro, y que, transformado por el francés Karim Benzema, le allanó el camino.

Hasta entonces el Real Madrid, salvo algún destello, como un disparo al larguero del croata Luka Modric, no había despejado las dudas generadas en este inicio de 2022, que quedaron más que palpables en el Alfonso Pérez ante el cuadro getafense e incluso en el compromiso copero contra el Alcoyano.

El Valencia, con orden atrás, estaba sabiendo contener a los pupilos de Ancelotti. A partir del protestado penalti, que llegó justo antes del descanso (m.43), todo fue más fácil para el conjunto madridista, que pareció sentenciar el triunfo en el tramo inicial del segundo periodo con un doblete del brasileño Vinicius (m.52 y 61) en su regreso al equipo tras superar la COVID-19.

No obstante, ni así pudo respirar tranquilo. El equipo de José Bordalás no se rindió y aprovechó la relajación madridista para meterse en el partido con otro penalti, del galo Ferland Mendy al brasileño Marcos André. El meta belga Thibaut Courtois paró el disparo de Gonçalo Guedes, pero el luso aprovechó el rechace para marcar de cabeza.

Incluso el Valencia estuvo cerca de meter más presión, pero se quedó en el camino y un nuevo tanto final de Benzema, que ya suma 301 goles con la camiseta blanca, evitó más sustos al Real Madrid.

La Real Sociedad puso fin a su mala racha con un triunfo sobre el Celta en el Reale Arena (1-0) y regresa, al menos provisionalmente, a la zona de la Liga de Campeones, gracias al empate del Barcelona en el nuevo Los Cármenes frente al Granada (1-1).

El cuadro de Imanol Alguacil, que llevaba seis encuentros ligueros sin vencer (desde el 7 de noviembre en Pamplona), se reencontró con la victoria con un trempranero tanto de Mikel Oyarzábal (m.12) ante un rival que pareció seguir afectado por la eliminación copera ante el modesto Atlético Baleares.

La Real Sociedad celebró un segundo gol, pero el VAR frustró su alegría y dio vida al Celta del argentino Eduardo ‘Chacho’ Coudet, que en cambio no evitó la victoria donostiarra y su vuelta a la derrota después de tres partidos sin caer.

El Barcelona estuvo cerca de ocupar esa cuarta plaza a la que se encaramó el equipo vasco, pero un tanto postrero de Antonio Puertas impidió su victoria en el feudo del Granada y selló el empate a uno que sabe a poco para las pretensiones de progresión de los de Xavi Hernández.

La expulsión del joven internacional español Pablo Martín ‘Gavi’ a los 80 minutos resultó determinante. Con un hombre más el Granada creyó que podía y lo logró gracias a un magnífico disparo de uno de sus estandartes.

El Barcelona, que sufrió otro contratiempo en forma de lesión de Eric García, había recurrido a un gran envío del brasileño Dani Alves en su reencuentro con LaLiga a los 38 años y a un remate de cabeza del neerlandés Luuk de Jong (m.57) para abrir un partido más que complicado.

El criticado delantero ‘oranje’ había dado la victoria al equipo de Xavi en Mallorca. Parecía que iba a repetirse la historia, pero la doble amonestación de Gavi y la fe de los pupilos de Robert Moreno les llevó a salvar un punto y a encadenar su séptimo partido sin perder, con lo que iguala su mejor registro histórico, que databa de la campaña 1968/69.

El Levante puso fin a su nefasta racha que marcó un récord en la liga española de 27 partidos sin ganar. No conocía la victoria desde el 10 de abril de 2021, cuando se impuso al Eibar en Ipurúa por 0-1.

Tuvieron que ser dos ilustres veteranos como Roberto Soldado y José Luis Morales los que, junto a un penalti detenido por el meta Aitor Fernández a Brian Oliván, los que dieron oxígeno al cuadro que dirige el italiano Alessio Lisci.

Soldado abrió la lata tras una brillante acción del macedonio Enis Bardhi al inicio del segundo periodo y el ‘comandante’ Morales puso la guinda en la prolongación tras un contragolpe ante un rival volcado como el Mallorca, que había desaprovechado una pena máxima y al que se le aunó un tanto de Fer Niño por mano previa de Salva Sevilla.

Sigue último el Levante, pero ya llueve menos, ve el futuro con más optimismo. A falta de que jueguen el resto de rivales, tiene a cinco puntos la salvación, mientras que el Mallorca queda con un margen de cuatro después de encadenar su tercera derrota seguida.

José Antonio Pascual