El presupuesto australiano se centra en empleo e impuestos frente a la COVID-19

0
30
296532

AUSTRALIA PRESUPUESTO

Sídney (Australia), 6 oct (EFE).- El gobierno de Australia promoverá el empleo juvenil, recortará los impuestos e incentivará la inversión de las empresas para hacer frente a la recesión provocada por la pandemia, según el presupuesto nacional anunciado este martes por el jefe de la oficina del Tesoro, Josh Frydenberg.

En un discurso ante el Parlamento en Camberra, Frydemberg explicó que el déficit australiano ascenderá a 213.700 millones de dólares australianos (153.009 millones de dólares estadounidenses o 129.910 millones de euros) en el año fiscal que comenzó el 1 de julio y culminará el 30 de junio de 2021.

En un año marcado por la crisis de la pandemia de COVID-19, que ha puesto fin a casi 30 años seguidos de crecimiento económico en Australia, se prevé que las medidas adoptadas para la recuperación del país se traduzcan en varios años sin superávit.

Además, la deuda neta aumentará a 703.000 millones de dólares australianos (503.000 millones de dólares estadounidenses o 427.000 millones de euros), lo que supone un 36 por ciento del producto interior bruto, aunque se prevé que la economía crezca un 4,25 por ciento en el próximo año fiscal, tras haber caído un 1,5 por ciento este año.

“Esta es una carga muy pesada, pero es necesaria para enfrentarnos con responsabilidad a uno de los mayores retos de nuestros tiempos”, afirmó el jefe de la Economía del gobierno de la coalición Liberal-Nacional liderada por Scott Morrison.

EMPLEO JUVENIL

Las medidas para impulsar la economía de Australia, que con sus 25 millones de habitantes no verá un incremento demográfico por el impacto en la inmigración del cierre de fronteras internacionales impuesto para combatir la COVID-19, se centrarán principalmente en fomentar el empleo y la capacitación de los jóvenes.

Se calcula que el desempleo en el país oceánico ascenderá al 8 por ciento a finales de año y después retrocederá a un 5,5 por ciento en el ejercicio de 2023 y 24.

El gobierno pagará hasta 200 dólares australianos ( 143 dólares estadounidenses o 121,5 de euros) semanales a los empresarios que empleen a cada trabajador en paro menor de 35 años que haya estado cobrando el subsidio de desempleo hasta entonces.

La oficina del Tesoro australiano calcula que la medida, que le costará unos 4.000 millones de dólares australianos (2.863 millones de dólares estadounidenses o 2.432 millones de euros) al presupuesto, hará que unos 450.000 jóvenes encuentren trabajo, quienes además se verán beneficiados por otro programa de subsidios para su capacitación laboral.

INCENTIVOS TRIBUTARIOS

Frydenberg anunció recortes tributarios retroactivos al 1 de julio, así como cambios en los umbrales de ingresos para pagar impuestos, lo que benficiará a unos 11 millones de contribuyentes por un valor de unos 50.000 millones de dólares australianos (35.780 millones de dólares estadounidenses o 30.370 millones de euros).

El gobierno también permitirá que las empresas amorticen el valor total de cualquier activo que adquieran y declaren esas pérdidas hasta el 22 de junio y además puedan transferir las pérdidas de sus ingresos en los ejercicios financieros de 2019-20, 2020-21 o 2021-22 para que puedan obtener reembolsos tributarios en el presente o el siguiente año.

Antes del presupuesto, que prevé que la vacuna contra la COVID-19 estará disponible en 2021, el gobierno anunció inversiones multimillonarias en proyectos manufactureros y de infraestructuras.