El presidente dominicano urge una reforma de la Policía tras un nuevo homicidio de una civil

0
2
686851

R.DOMINICANA POLICÍA

Santo Domingo, 5 oct (EFE).- El presidente de la República Dominicana, Luis Abinader, urgió este martes a acometer una profunda reforma de la Policía Nacional, después de que un agente matara a una civil de un tiro en la cabeza el pasado fin de semana, en un nuevo hecho violento que salpica la labor de la institución.

Abinader acudió al velatorio de la víctima, la arquitecta Leslie Rosario, y prometió que la reforma de la Policía no se realizará con “parchitos”, sino que se trabajará por “transformar” la estructura del cuerpo del orden, que es muy cuestionado por la corrupción y por los métodos violentos de los agentes.

“Estamos trabajando para hacer esa reforma como tiene que ser”, dijo el mandatario, que instó a “trabajar” para fomentar “una sociedad menos violenta”.

El nuevo crimen que ha conmocionado a la sociedad dominicana, calificado por Abinader como un “acto de salvajismo intolerable”, ocurrió el pasado sábado en Boca Chica, localidad al este de Santo Domingo.

Según informaciones difundidas por la fiscalía que investiga el caso, el cabo de la Policía Janli Disla Batista, que estaba fuera de servicio, persiguió en moto al automóvil en el que viajaban la arquitecta y su hija de 15 años, efectuando varios disparos, y al darle alcance le disparó en la cabeza.

El policía implicado, que se encuentra detenido, alegó que el disparo fue accidental y aseguró que los hechos se produjeron después de un accidente de tránsito.

En los últimos años, se han producido varios casos sonados en los que miembros de las fuerzas de seguridad dominicanas han sido responsables de la muerte de civiles en acciones aparentemente injustificadas.

Entre ellos, el pasado marzo un matrimonio de religiosos murió acribillado a manos de cuatro miembros de una patrulla de la Policía Nacional en un control de carretera en Villa Altagracia, al oeste de Santo Domingo.

Tras ese crimen, Abinader puso en marcha los trabajos de la comisión que se dedica a la remodelación de la Policía, una labor que, según reconoció hoy, será “difícil” teniendo en cuenta que dentro de la Policía se ha formado “una estructura” que “está así por décadas”.