El presidente de la CBF acuerda pagar una singular multa para cerrar un caso de acoso

0
5
659331

FÚTBOL BRASIL ACOSO

Río de Janeiro, 10 sep (EFE).- El presidente de la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF), Rogério Caboclo, quien fue suspendido de su cargo en junio pasado tras ser acusado de acoso sexual y moral por una funcionaria de la entidad, tendrá que pagar una singular multa, que incluye hasta comida para animales, para archivar el caso.

El alto ejecutivo llegó a un acuerdo de sanción penal anticipada, propuesto por la Fiscalía, por el que tendrá que pagar una multa equivalente a 100 salarios mínimos (unos 110.000 reales, unos 21.153 dólares), según informaron este viernes medios locales.

La multa, no obstante, no será cancelada en dinero sino en alimento para perros y gatos que será destinado a dos organizaciones defensoras de animales, y artículos de dotación, como celulares y repuestos para vehículos, para la “Patrulla María da Penha”, un programa de la Policía y del Tribunal de Río que brinda asistencia a mujeres víctimas de violencia.

La información fue publicada este viernes por el diario Folha de Sao Paulo y Estado de Sao Paulo, pero tanto la Fiscalía como el Tribunal de Justicia de Río señalaron a EFE que el proceso está bajo sigilo.

Caboclo fue acusado formalmente por acoso moral y sexual por una trabajadora vinculada con la CBF desde 2012, quien detalló varios episodios de comportamiento inapropiado por parte del dirigente ante la Comisión de Ética del Fútbol Brasileño y la Junta de Gobernanza y Conformidad de la CBF.

Entre las denuncias, la funcionaria -cuyo nombre se mantiene bajo sigilo- dijo que el ejecutivo la llamó de “perra” y que llegó a ofrecerle galletas para perros, según reveló entonces el canal Globoesporte.

De acuerdo con la información de los medios, el Comité de Ética de CBF resolvió que Caboclo no había cometido acoso sexual a una empleada de la entidad y calificó su conducta solo como inapropiada, además de la sugerencia de sanción por 15 meses.

También esta semana, el presidente destituido recibió una orden del Tribunal Laboral Regional para no acercarse a la sede de CBF durante un año.

Caboclo asumió la presidencia de la CBF en abril de 2019, tras haber sido elegido en 2018.